Definición de causa  



    A. — En general. El motivo que nos mueve o la razón que nos inclina a hacer alguna cosa. También, el antecedente necesario que origina un efecto. Se habla asimismo de causa como fundamento por el cual adquirimos algún derecho, y en este sentido se confunde a veces con el título.
    B. — En Derecho Civil. La causa existe tanto en las obligaciones como en los contratos. Para algunos es el fin esencial o más próximo que los contratantes se proponen al contratar.
    Para otros, la causa, como elemento esencial en los contratos, es el motivo o razón que se tiene para realizarlo.
    El art. 1.274 del Cód. Civ. esp. contiene la definición o explicación legal de la causa en los contratos: "En los contratos onerosos se entiende por causa, para cada parte contratante, la prestación o promesa, de una cosa o servicio por la otra parte; en los remuneratorios, el servicio o beneficio que se remunera; y en los de mera beneficencia, la mera liberalidad del bienhechor". El código distingue, pues con precisión, causa jurídica de motivo personal; así, en la compraventa, la causa, para el vendedor, es el precio; y para el comprador, la cosa; sin que tenga relieve jurídico en esta teoría el que a uno lo mueva el desprenderse de un objeto, ya sin interés para él, y que el otro pretenda invertir unos «borros, por ejemplo.
    El art. 1.275 expresa que los contratos sin causa o con causa ilícita no producen efecto alguno.
    El art. 1.276 señala que la expresión de una causa falsa en los contratos da lugar, desde luego, a la nulidad; pero si estuvieran fundados en otra causa verdadera y lícita, serían no obstante válidos. Y el art. 1.277 declara que se presume que existe la causa en el contrato, aunque no se exprese; y que es lícita, mientras el deudor no pruebe lo contrario.
    El art. 499 del Cód. Civ. arg. señala que "no hay obligación sin causa; es decir, sin que sea derivada de uno de los hechos, o de uno de los actos lícitos o ilícitos, de las relaciones de familia o de las relaciones civiles". El art. 500 determina que, "aunque la causa no esté expresada en la obligación, se presume que existe, mientras el deudor no pruebe lo contrario". El art. 501 dispone: "La obligación será válida aunque la causa expresada en ella sea falsa, si se funda en otra causa verdadera". Y, por último, el art. 502 expresa que "la obligación fundada en una causa ilícita es de ningún efecto. La causa es ilícita cuando es contraria a las leyes o al orden público".
    Como se ve, tanto el Cód. Gv. esp. como el arg. consideran la causa como requisito de los contratos. Fué Domat, antecesor de Pothier, este último inspirador del Cód. Civ. francés, los que incluyeron la causa como requisito común y corriente en la contratación. El Cód. Civ. francés, en el art. 1.808, n? 4?, lo establece así. En 1826, Antonio Ernst, entonces profesor de la Universidad de Lieja, publicó un trabajo titulado "¿Es la causa una condición esencial de validez de las convenciones?" Más adelante, Laurent, en sus Principios de Derecho Civil, se hace solidario de la tesis de Ernst, expresando que la causa no es un requisito esencial, como se pretende, para la validez de los contratos. A partir de ese momento, la doctrina, y desde la aparición del Cód. Civ. alemán las legislaciones, se encuentran divididas en causalistas y anticausalistas. El anticausalismo ha tenido y tiene sus más destacado» representantes en Ernst, Laurent, Timbal, Huc, Baudry-Lacantinerie, Planiol, Cornil, Cimbali, Giorgi y otros.
    Como resumen, se pueden agrupar los autores conforme a la tesis que sostienen en la siguiente forma: a) aquellos que asimilan la idea de la causa a la de prestación, cosa u objeto; b) los que reducen la noción de causa a la del consentimiento; c) los que confunden la idea de causa con la intención; d) los que limitan la noción de causa al porqué o al motivo que determina a contratar.
    Josserand distingue la intención de los móviles, que constituyen, a su juicio, la razón de obrar. Ca- pitant, por el contrario, se refiere al fin. Bunoir, que inspiró a este último, señalaba que la causa de las obligaciones "es el fin inmediato, el resultado directo que al obligarse se ha querido alcanzar".
    El problema deja de ser tal cuando el texto legal define lo que entiende por causa. Así, además, de los textos cit., el Cód. Civ. uruguayo, también define la causa en el art. 1.287; "En todo contrato oneroso es causa para obligarse, cada partecontratante, la ventaja o provecho que le procura la otra parte. Si el contrato es gratuito, la causa se encuentra en la mera liberalidad del bienhechor".
    C. — En Derecho Romano. Como variedad del Derecho Civil en general, resulta de interés señalar las diferentes acepciones que los romanistas le señalan a esta voz en las fuentes genuinas del mismo: a) motivo o razón personal de un acto jurídico, como me- tus causa (debido al miedo) o causa donandi (la causa de donar, por un favor recibido, para seducir, etc.); b) el fin directo e inmediato, como la tradición o entrega, por causa de venta, de pagos; c) acto jurídico o hecho que precede a un negocio jurídico, como causa justificante o como fundamento jurídico, aunque este matiz no proceda de los jurisconsultos romanos antiguos; d) elemento accesorio, como la condición, el modo y el plazo en la obligación; e) litigio, proceso; /) negocio jurídico en general; g) situación de hecho que sirve de soporte a una relación jurídica conforme a su destino; como la causa dotis, permanente, lo mismo que las cargas matrimoniales a cuyo alivio está destinada.
    D. — En Derecho Político. Causa significá el partido o los intereses que se sirven o con los cuales se simpatiza en una lucha electoral, parlamentaria, ciudadana; también, un bando en una guerra civil o internacional. Así se habla de la causa de los aliados, de los carlistas o de los republicanos; de la causa de la libertad o del orden, etc. Por supuesto, todo el mundo, desde su punto de vista, sirve la buena causa, que para un fascista es matar a un comunista; para éste, exterminar a aquél; y para un demócrata, acabar con ambos, según el "pensamiento" del siglo xx.
    E. — En Derecho Procesal. Contienda judicial; esto es, todo asunto entre partes que se sigue y ?entila contradictoriamente ante un tribunal, en la forma establecida por las leyes, hasta su resolución definitiva. | | Expediente o proceso que se forma para la substanciación del negocio, o cuerpo mismo de los autos.
    La causa puede ser civil o criminal, según la naturaleza de la acción entablada o del asunto planteado. Es civil, cuando la cuestión versa sobre intereses pecuniarios o estado de familia; y criminal, si se trata de la averiguación y castigo de-algún delito o falta. En el lenguaje común y usual del foro, el nombre de causa se aplica más bien a los negocios y procesos criminales; y a los civiles se les da el de pleito. Causa equivale, pues, en lo civil, a pleito o litigio. En lo criminal, causa es tanto como proceso instruido de oficio o a instancia de parte, (v. AUTOS, CONTINENCIA DE LA CAUSA, Lrricio, PLEITO, PROCEDIMIENTO.) Distintos verbos imprimen significados especiales a la voz causa en el Derecho Procesal.
    Así: acriminar la causa, hacer mayor el delito o la culpabilidad.
    Arrastrar la causa: avocar un tribunal la causa que se tramitaba ante otro, lo cual está absolutamente prohibido en el procedimiento moderno, (v. AVOCAR.) Conocer de una causa: ser juez de la misma, tramitarla o fallarla.
    Dar la causa por conclusa: declarar terminados sus trámites y en condiciones de citar para sentencia sobre ella.
    Salir a la causa: oponerse a la pretensión del actor; contestar a la demanda, mostrarse parte.
    Sobre las causas en instituciones o aspectos concretos, como las causas, o motivos legales, de divorcio, despido, desheredación, etc., v. las respectivas voces; y, idemás, especialmente JUSTA CAUSA. (571, 884, 1211, 1.521, 1.599, 1.681, 2.399, 2.400, 2.403, 2.404, 2.405, 2.406, 2.410, 2.411, 2.412, 2.632, 2.649, 2.700, 2.848, 3.070, 3.129, 3.133 3.166, 3229, 3.373, 3.498, 3.831, 3.891, 4.042, 4.088, 4.516, 4.517, 4.522, 4.523, 4.527, 4.537, 4.681, 4.707, 4.736, 4.739, 4.746, 4.750, 4.781, 4.782, 5205, 5.362, 5.365, 5266, 5367, 5.368, 5.369, 5.378, 5296, 5252, 6.476.)

    Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra c >> Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral >> causa
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           
     



Cantidad de vistas: 1963






Tendencias:


  1. manuss
  2. solvencia moral
  3. tabularius
  4. testamentifactio
  5. 2063codigo civil
  6. acoger
  7. latinus iunanius
  8. significado de la palabra hallaca
  9. abstener
  10. accion
  11. barra de pesas
  12. derecho industrial
  13. dominium ex iure quiritium
  14. fuerza mayor
  15. gravar
  16. judicial
  17. malicia
  18. 1034
  19. 1044
  20. 1113

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...