Art. 332 del Codigo Civil y Comercial  



    C.C.C. Comentado >> LIBRO PRIMERO - PARTE GENERAL >>
    TITULO IV - Hechos y actos jurídicos >>
    CAPITULO 6 - Vicios de los actos jurídicos >
    SECCION 1ª Lesión >>
    << Art Anterior || Art Siguiente >>

    Lesión. Puede demandarse la nulidad o la modificación de los actos jurídicos cuando una de las partes explotando la necesidad, debilidad síquica o inexperiencia de la otra, obtuviera por medio de ellos una ventaja patrimonial evidentemente desproporcionada y sin justificación. Se presume, excepto prueba en contrario, que existe tal explotación en caso de notable desproporción de las prestaciones. Los cálculos deben hacerse según valores al tiempo del acto y la desproporción debe subsistir en el momento de la demanda. El afectado tiene opción para demandar la nulidad o un reajuste equitativo del convenio, pero la primera de estas acciones se debe transformar en acción de reajuste si éste es ofrecido por el demandado al contestar la demanda. Sólo el lesionado o sus herederos pueden ejercer la acción.

    I. Relación con el Código Civil. Fuentes del nuevo texto

    El Capítulo 6 trata de los denominados vicios de los actos jurídicos (lesión, simulación y fraude). El vicio de lesión subjetiva estaba regulado en el art. 954 del Código Civil, texto incorporado con la reforma de 1968 (ley 17.711), y dio lugar a una intensa labor doctrinaria que se refleja sólo parcialmente en la bibliografía que viene de citarse y jurisprudencial. El nuevo texto recoge algunas soluciones doctrinarias y judiciales, particularmente en orden a la prueba de los elementos que componen el acto lesivo y no ha seguido al Proyecto de 1998 en la caracterización de los elementos subjetivos de la víctima, con lo cual se ha perdido la oportunidad de mejorar sensiblemente el diseño de la figura.

    II. Comentario

    1. Noción La lesión es caracterizada en el derecho argentino como el defecto del acto jurídico consistente en una desproporción injustificada de las prestaciones, originada en el aprovechamiento por una de las partes del estado de inferioridad de la otra. 2. Naturaleza La doctrina ha propiciado múltiples caracterizaciones de la lesión; el Código Civil y Comercial confirma por la ubicación que da a su regulación su tratamiento como vicio propio de los actos jurídicos, fundado en un defecto de la buena fe lealtad. 3. Diferencias con otras figuras 3.1. Con los vicios de la voluntad Con relación al error, si éste se ha producido como consecuencia de la lesión, necesariamente recaerá sobre el precio, y este tipo de error no acarrea la acción de nulidad. Además, en general, el lesionado conoce el valor de la cosa, pero le es imposible evadir el daño que ha de sufrir debido a su condición de inferioridad. También es clara la diferencia existente con el dolo, ya que en éste se observa una actividad por parte del beneficiario que provoca, a través de la aserción de lo falso o disimulación de lo verdadero, el error del cocontratante. Por el contrario, en la lesión, el estado de inferioridad del perjudicado es preexistente a cualquier actividad del beneficiario, quien sólo saca provecho de esta situación. De esto se desprenden dos diferencias de tratamiento: por un lado, la protección que se brinda a la víctima del dolo es más contundente ya que genera sólo la acción de nulidad no pudiéndose ofrecer por el victimario un reajuste del acto; y, además, el damnificado puede ejercer la acción de reparación de daños y perjuicios, lo que no sucede en el supuesto del art. 332 del Código Civil y Comercial. De todos modos en ciertas circunstancias de hecho la conducta del dañador puede encajar en una u otra figura como lo ha señalado Morello. Finalmente, no se puede confundir la lesión con la violencia, ya que en aquélla están ausentes las "amenazas injustas" que constituyen el elemento indispensable para la configuración de aquel vicio y para que tenga lugar la anulación. 3.2. Con la excesiva onerosidad sobreviniente (teoría de la imprevisión) La diferencia básica entre la lesión y la teoría de la imprevisión (art. 1091) radica en que ésta se aplica a los actos que originariamente contenían prestaciones equivalentes, pero circunstancias sobrevinientes, imprevisibles y extraordinarias convierten en excesivamente oneroso para una de las partes el cumplimiento de las prestaciones. En cambio, en la lesión el defecto está presente desde el mismo momento de la celebración y debe subsistir al tiempo de la demanda. Además la lesión contiene elementos subjetivos: estado de inferioridad y explotación, que no aparecen en la imprevisión. 4. Actos a los que se aplica El vicio aplica a los "actos jurídicos". Si bien por regla general es un vicio que aparece en los contratos onerosos, pueden existir hipótesis de lesión en actos jurídicos unilaterales con efectos onerosos (promesa pública de recompensa) y también en ciertas renuncias. 5. Elementos de la lesión La lesión contiene dos elementos subjetivos: (i) la inferioridad de la víctima; (ii) la explotación de ese estado de inferioridad por la contraparte del negocio jurídico. Y un elemento objetivo: la ventaja patrimonial evidentemente desproporcionada. 5.1. La inferioridad de la víctima El art. 954 aludía a la necesidad, ligereza o inexperiencia. El texto que comentamos ha sustituido "ligereza" que se identificaba con los supuestos de inhabilitación del art. 152 bis del Código Civil por debilidad psíquica. El Proyecto de 1998 era mucho más innovador en este punto pues incluía otras situaciones configurativas del elemento subjetivo de la víctima. Para ello la se tuvieron en cuenta los proyectos y códigos contemporáneos, incluyendo en ellos a los proyectos de codificación europea, y el derecho anglosajón, lo cuales exhiben nuevos elementos subjetivos de la víctima de cuyo aprovechamiento o explotación deriva la desproporción. Así, el Proyecto de 1998 aludía a la necesidad, inexperiencia, ligereza, la condición económica, social o cultural que condujo a la incomprensión del alcance de las obligaciones, la avanzada edad o el sometimiento de la otra a su poder resultante de la autoridad que ejerce sobre ella o de una relación de confianza. 5.2. La explotación Consiste en el aprovechamiento de la situación de inferioridad en que se halla la víctima del acto lesivo. No es suficiente, como sostienen algunos autores, el solo conocimiento de la existencia de la necesidad, ligereza o inexperiencia en el sujeto pasivo. Es necesario que a partir del conocimiento de ese estado, se pretenda obtener un beneficio desproporcionado. 5.3. El elemento objetivo El Código Civil y Comercial no innova sobre el viejo art. 954, por lo que siguen siendo válidas las conclusiones doctrinarias y jurisprudenciales sobre la materia: de modo que ha de tratarse de una ventaja patrimonial que excede toda medida de lo que habitualmente ocurre en los negocios, que no tiene relación con las oscilaciones del mercado, con las contingencias ordinarias de las transacciones, y que cobra un volumen que inquieta a cualquier observador desprevenido; que la notable desproporción debe entenderse como grosero desequilibrio entre las prestaciones, suficiente para revelar la absurda explotación a que se refiere la ley; debe ser tan chocante que hiera los sentimientos de moralidad y equidad de que se nutre la norma. El Código Civil y Comercial conserva la expresión del art. 954 del Código Civil que establece que los cálculos deben hacerse a la fecha de otorgamiento del acto (para evitar las distorsiones que provoca la inflación o el cambio de los precios relativos) y ha de subsistir al momento de la demanda. 6. Prueba El nuevo Código Civil y Comercial mantiene las expresiones "ventaja patrimonial evidentemente desproporcionada" y "notable desproporción de las prestaciones", que han dado lugar a diferentes interpretaciones. Según un criterio, no cabe distinguir dos supuestos distintos, por lo que en todos los casos corresponde al demandante de la nulidad la prueba de la desproporción y de su propio estado de inferioridad. En cambio, otros autores y en general la jurisprudencia han dicho que en caso de "notable desproporción", al actor le basta con probar ésta para que se presuman los elementos subjetivos de la víctima cuanto del lesionante. 7. Efectos La víctima del vicio de lesión puede demandar la nulidad o el reajuste del negocio; la acción de nulidad se convierte en acción de reajuste si así lo ofrece el demandado al contestar la demanda. 8. Carácter personal de la acción La acción de nulidad o reajuste solo puede ser ejercida por el lesionado o sus herederos, lo cual excluye la acción subrogatoria por sus acreedores o su ejercicio por el síndico de la quiebra. 9. Prescripción El art. 954 disponía que la acción derivada del vicio de lesión prescribía a los cinco años contados desde que el acto fue otorgado. Ese texto no aparece ahora en el art. 332, por lo que hay que remitirse al art. 2563 inc. e), del cual resulta que el plazo de prescripción de la acción es de dos años contados "desde la fecha en que la obligación a cargo del lesionado debía ser cumplida".

    III. Jurisprudencia

    1. La jurisprudencia sobre lesión causada en el art. 954 del Código Civil conserva toda su vigencia pues virtualmente no hay diferencias entre el texto del viejo art. 954 y el 332 del Código Civil y Comercial. Reproducirla excedería en mucho el marco atribuido a este Código comentado. 2. De todos modos señalamos dos cuestiones en las que incide la reforma: la sustitución de la expresión "ligereza" por "debilidad psíquica" y el tema de la prescripción de la acción. 3. Sobre el primer punto ha de tenerse en cuenta que ya durante la vigencia del art. 954 se había entendido que la ligereza se refería a una situación casi patológica, que disminuye el razonamiento y obsta al discernimiento necesario para medir las consecuencias del acto, importa una disminución de las facultades mentales (CNCiv., sala C, 27/7/1990, LA LEY, 1992-B, 45), que sin llegar a la incapacidad revela una inferioridad mental propia de los inhabilitados, por lo que no es un mero obrar irreflexivo o negligente (CNCiv., sala A, 16/4/1985, LA LEY, 1985-C, 487). 4. El nuevo texto al aludir a la debilidad psíquica refleja estos criterios jurisprudenciales formados durante la vigencia del art. 954. 5. En cuanto a la prescripción, hemos señalado en el texto la modificación radical que se ha producido, con lo cual la jurisprudencia anterior deja de tener toda aplicabilidad. Sección 2a. Simulación

    Comentario Infojus del Art. 332 del C.C.C.N

    El articulo-332, se relaciona con el/los artículo/s antiguamente en el Código Civil Velezano
    ¿ No encontraste lo que buscabas? : Haz tu pregunta en el Foro

    Si no encontró el comentario de este Articulo revise el siguiente art. : Art Siguiente >>


    Artículo actualizado vigente de la Republica Argentina
    Fecha de vigencia: apartir del 1 de Agosto del Año 2015
    Fuente de información: infojus: Fuente: Infojus Codigo Comentado
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 3 (4 votos)





[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. 1941
  2. 1758
  3. 1796
  4. partichela
  5. 1231
  6. 1757
  7. 1892
  8. 2232
  9. 41
  10. dignidad del hombre como objeto del c...
  11. legitima
  12. 2232
  13. 2232?fbclid=iwar3x5zkz0a3ezzkvu5hgff8...
  14. dignidad del hombre como objeto del c...
  15. medidas de pruebas
  16. medidas de pruebas por un juez
  17. 1009
  18. 1187
  19. 1205
  20. 1336

Buscar en el sitio:


    • Codigo Civil Velezano Anotado  
    • Mapear Código de Velez

Síguenos en ...