Definición de caso fortuito  

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias


  • Buscar en el sitio:

    Códigos Comentados:

        • Codigo Civil y Comercial Argentina Comentado

    Síguenos en ...

    Comparte ...!

       
       
    Anuncios

    El suceso inopinado, que no se puede prever ni resistir. Su deslinde de la fuerza mayor resulta tan difícil o sutil, que la generalidad de los códigos y buena parte de la doctrina no ahonda en ello y establece iguales consecuencias para uno y otra. Los que se apoyan en la causa, estiman caso fortuito el proveniente de la naturaleza (la inundación que corta las comunicaciones) y fuerza mayor la procedente de una persona (el robo que priva del dinero con el cual se iba a pagar). Planiol se fija en los efectos: si recaen sobre la prestación o la cosa (el rayo que produce un incendio) se trata del caso; si atañen a la persona (una enfermedad o la detención legal o ilegal), se está ante la fuerza. Manresa entiende que el caso fortuito se produce con independencia de la voluntad del hombre e influye sobre la prestación y la cosa; en cambio, la fuerza mayor consiste en la violencia ejercida sobre la persona, ya provenga de un suceso inevitable, o de la acción legal o ilegal de persona distinta del obligado. De interés resulta clasificar de caso fortuito lo imprevisible (que tan difícil resulta excluir en el hombre) y conceptuar como fuerza mayor lo inevitable; pero esto, en materia de seguros, crearía problemas muy delicados.
    Para la consideración de esta voz, resulta aconsejable separar su aspecto civil del penal.
    A. — En Derecho Civil. El Cód. Civ. arg. lo define en el art. 514 en la siguiente forma: "Caso fortuito es el que no ha podido preverse; o que, | | previsto, no ha podido evitarse". Y el art. 513 dispone que "el deudor no será responsable de los daños e intereses que se originen al acreedor por falta de cumplimiento de la obligación cuando éstos resultaren de caso fortuito o fuerza mayor; a no ser que el deudor hubiera tomado a su cargo las consecuencias del caso fortuito, o éste hubiere ocurrido por su culpa, o hubiese ya sido aquél constituido en mora, que no fuere motivada por el caso fortuito o fuerza mayor." Con acierto, la ley 11, del tít. XXXHI, de la Part. VII, definía el caso fortuito como "ocasión que acaece por ventura de que no se puede ante ver. Y son éstos: derribamiento de casas, fuego que se enciende a so ora, y quebrantamiento de naufo, fuerza de ladrones o de enemigos".
    El Cód. Civ. esp. lo define, en el art. 1.105, como "aquellos sucesos que no hubieran podido preverse; o aue, previstos, fueran inevitables".
    Los principales preceptos que configuran la doctrina del caso fortuito en este texto disponen que, si el obligado se constituye en mora, serán de su cuenta los casos fortuitos hasta que realice la entrega en las obligaciones de dar (art. 1.096). En las obligaciones alternativas con elección para el acreedor, éste conserva sus derechos sobre la cosa o cosas que no se hubiesen perdido por caso for- tuito (art. 1.136). Se extingue la obligación de entregar una cosa si se pierde o destruye sin culpa del deudor y antes de constituirse en mora (art. 1.182). Las pérdidas o deterioros que por caso fortuito hayan sufrido los bienes muebles de cualquiera de los cónyuges se pagarán con los gananciales (art. 1.425).
    Al tratar del arrendamiento, se establece una división legal entre casos fortuitos ordinarios, que no dan derecho a rebaja de renta, y que por referirse «i esterilidad o pérdida de los frutos puede pensar?e que sean heladas, sequías, granizadas, etc.; y los extraordinarios, que se citan en gran parte: incendio, guerra, peste, inundación insólita, langosta, terremoto u otro igualmente desacostumbrado y que los contratantes no hayan podido racionalmente prever (art. 1.575).
    Los conductores de cosas no responden cuando la la pérdida o avería proviene de caso fortuito (art. 1.602). Si por esta misma causa se pierde o inutiliza totalmente la finca gravada con censo, queda extinguido éste y cesa el pago de la pensión (art. 1.625).
    Si el comodatario destina la cosa a uso distinto del prestado, o la retiene más allá del plazo convenido, responde del caso fortuito (art. 1.744). El gestor de negocios ajenos, si acomete operaciones arriesgadas y no habituales en el dueño, queda obligado por el caso fortuito (art. 1.891). El que de mala fe recibe un pago indebido, no presta el caso fortuito cuando el perjuicio hubiera podido afectar del mismo modo a las cosas hallándose en poder de quien las entregó (art. 1.896).
    Para admitir el caso fortuito como excusa se necesitan las siguientes circunstancias: a) que sea independiente de la voluntad humana el hecho que haya dado lugar al acontecimiento inesperado o imprevisto; b) que fuere imposible de prever el suceso que motive el caso fortuito; y que, en el caso de poderse prever, no haya habido medio de evitarlo; c) que, a consecuencia del mismo, el deudor se encuentre en la imposibilidad de satisfacer sus obligaciones; d) no tener participación, en los hechos, ni en la agravación del daño o perjuicio que hsya resultado para el acreedor.
    Dentro de la legislación arg., en relación con el caso fortuito, v., para el abordaje, el art. 12261 del Cód. de Com.; para el comodato, el art. 2.269 del Cód.- Civ.; para el depósito, el 2.203; para el dominio, el 2.644; sobre los delitos desde la esfera civil, los arts. 1.076 y 1.091; para las donaciones, el 1.854; para la evicción, el 2.118, 2.143 y 2.179; en la gestión de negocios ajenos, el 22294 y 22295; para la hipoteca, el 3.175; para los legados, el 3.803; para la locación de obras y servicios, los arts. 1.517 a 1.522, 1-530, 1.557, 1.568 y 1.570; para el mandato, el 1.914 y 1.915; para obligaciones, el 604; para el pago, el 789, 889 a 893; para la patria potestad, el 287; para la posesión, el 2.433 y 2.435; para la sucesión, el 3.427 y 3.837; y en cuanto al usufructo, los arts. 2.885, 2.934 y 2.935. Además, los arts.
    1.148, 1.733 y 1.784 del Cód. Civ. francés.
    B. — En Derecho Penal. El caso fortuito constituye circunstancia eximente de la responsabilidad en los delitos o faltas. Lo define así el n9 8? del art. 89 del Cód. Pen. esp.: "El que con ocasión de ejecutar un acto ilícito con la debida diligencia, cause un mal por mero accidente, sin culpa ni intención de causarlo".
    Los requisitos son, pues, los siguientes: 19 subjetivos: falta de intención o dolo y de culpa o negligencia, de índole negativa; más otro positivo: la debida diligencia; 29 objetivos: que se cause un mal y que se deba a mero accidente; 39 conexos, que haya sido con ocasión de ejecutar un acto lícito.
    La jurisprudencia ha estimado que es de apreciar esta eximente cuando, cumpliendo las reglas del juego, se causa un accidente en un deporte; cuando se dispara una arma de fuego al emprender la marcha, sin haber cometido imprudencia al cargarla y al ponérsela; cuando, al rechazar un atentado al pudor, una mujer empuja al agresor y éste, por efecto de rodar por la escalera, se fractura la base del cráneo. No constituye caso fortuito disparar con malicia contra una persona y herir por mala puntería a otra. (v. CULPA, IMPRUDENCIA.) (52, 84, 102, 351, 659, 1210, 1.464, 2293, 2.396, 2.397, 2.398, 2.506, 2.778, 3.302, 3.682, 3.795, 3.827, 4.223J
    Más Definiciones del Diccionario Derecho Penal





    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra c >> Más Definiciones del Diccionario Derecho Penal >> caso fortuito

    ¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
               
         
     



    Gana dinero con Payooner

    Cantidad de vistas: 628

    Haz tu comentario