Definición de abogado  



    El que con título legítimo ejerce la abogacía. También es el profesor en jurisprudencia que con título legal se dedica a defender en juicio, por escrito o de palabra, los intereses o causas de los litigantes.
    La palabra abogado procede de la latina advocatus, que significa llamado, porque los romanos acostumbraban a llamar en los asuntos difíciles, para que los auxiliasen, a las personas que tenían un conocimiento profundo del Derecho. También quiere decir patrono, defensor, letrado, hombre de ciencia; jurisconsulto7 hombre de consejo, esto es, de consulta; jurista, hombre versado en la erudición del Derecho y en la crítica de los códigos, según los principios de la filosofía, de la moral y, también, de la religión.
    Barcia, en su Diccionario de sinónimos dice: "El abogado debe ser probo, diligente, entusiasta; el letrado, estudioso; el jurisconsulto, prudente; el jurista, erudito. Hay muchos abogados, no hay tantos letrados, hay pocos jurisconsultos, es muy raro encontrar un jurista".
    Vicente Santamaría de Paredes expresa que "la profesión de abogado, siendo la aplicación científica del Derecho, requiere: I) que quien a ella se dedique la conozca científicamente; y II) que lo realice y lo aplique en la vida de los hechos. Por lo tanto, el abogado es, o debe ser, jurisperito y jurisconsulto, sin degenerar en leguleyo. Pero lo que propiamente le caracteriza como tal no es sólo resolver consultas; sino, además, y muy principalmente, mostrarse en los tribunales defendiendo de palabra o por escrito los derechos de sus clientes, invocando la ley y exi giendo el pronto y exacto cumplimiento de la justicia".
    ^ A los abogados algunas veces se les ha dado el título de oradores, puesto que despliegan la fuerza de su elocuencia; y el de voceros, porque usan de su oficio con voces y palabras. Por regla general, en los códigos y leyes se denomina indistintamente a loa abogados con este nombre y con el de letrados.
    La profesión de abogado surge desde la primera división del trabajo, y a partir de la existencia de reglas obligatorias de conducta que era necesario interpretar o cuyo cumplimiento se exigía. Los griegos y los romanos conocieron esta profesión; y, en el Nuevo Testamento, Jesucristo es presentado como abogado, dispuesto a llevar la buena causa de las almas. Atenas fué la^ primera escuela del Foro, y Pericles el primer abogado profesional; ya que los griegos, al comparecer ante el Areópago o ante los demás tribunales, acostumbraban a solicitar el concurso de oradores famosos o de amigos, con objeto de dar más fuerza a la acusación o a la defensa. En todos los tiempos han sido excluidas de practicar la abogacía las personas declaradas infames.
    En Roma, las mujeres desempeñaron la profesión de abogado hasta que les fué prohibido por edicto, debido a que Caya Afrania, demasiado viva de genio, acostumbraba a molestar al pretor con la violencia de sus arengas. Solamente se las permitió abogar por sí mismas. El traje de los abogados romanos era la toga blanca; y la edad mínima exigida por el Digesto, para ejercer la abogacía, la de diecisiete años (lib. III, tít. I, frag. 1, 5). Los nombres de los abogados autorizados para actuar en los tribunales 5C inscribían en una tabla, por orden correlativo de su admisión, y podían ser borrados de ella por justa causa, cuando cometían alguna falta.
    En España no se conocieron abogados de oficio hasta los tiempos de Alfonso el Sabio, debido esto a que la legislación era breve y concisa, los juicios sumarios, y el libro de los Jueces o Fuero Juzgo, entonces en vigor, era sencillo, de manera que a cualquiera le, era fácil defender su9 causas. Las partes litigantes debían concurrir personalmente ante los jueces para defenderse, y a ninguno le era permitido tomar o llevar la voz ajena.
    Alfonso el Sabio honró la profesión de los letrados: erigió la abogacía en oficio público y estableció que no pudiera ser ejercida por nadie sin preceder examen y aprobación por el magistrado, juramento de desempeñar bien el cargo e inscripción de su nombre en la matrícula de abogados.
    El preámbulo del tít. VI de la Part. III dice que el oficio de ahogado es muy útil para la mejor decisión de los pleitos; porque ellos ^aperciben a los juzgadores y les dan carrera" para el acierto. La ley 8* del tít. XXXI, de la Part. II,dice: "La ciencia de las leyes es como fuente de justicia, y aprovéchase de ella el mundo más que de las otras ciencias". Como expresan las referidas Leyes de Partida, los abogados sostienen a los litigantes de manera que "por mengua de saber razonar, o por miedo, o por vergüenza o por no ser usados de los pleitos, no pierdan su derecho".
    La ley 2 del tít. VI, de la Part. III, disponía que cualquiera que supiera el Derecho podía ser abogado, excepto el menor de diecisiete años, el absolutamente sordo, el loco o desmemoriado, y el pródigo que estuviese sometido a curador, "los que no pueden abogar por sí ni por otros". A las mujeres se les prohibía el ejercicio de la abogacía (ibídem, ley 3*); porque no "es decoroso que tomen el ofr» ció de varón", y porque, cuando "pierden la vergüenza, es fuerte cosa de oírlas y de contender con ellas1".
    Actualmente, para el^ ejercicio de la abogacía se exige en todos los países hispanoamericanos el título expedido por un centro de estudios autorizado, y la inscripción en el organismo competente.
    La retribución de los abogados recibe la denominación de honorarios, como en la generalidad de las profesiones liberales; pero con la particularidad, en la abogacía, de que no todos los sistemas de procedimiento admiten la libre regulación por el mismo ahogado, con recurso ante el colegio de ellos o ante la justicia; sino que, en algunos países, el mismo tribunal establece la cuantía de los honorarios, de los que el abogado puede apelar por estimarlos inferiores a lo procedente y el patrocinado por considerarlos accslYOS. La prescripción de loe miemos e§ produce a los tres años en el Cód. Civ. esp. (art. 1.967) y a los dos en igual texto argentino (art. 4.032). Uno y otro cuerpo legal prohiben a los abogados que intervengan en un litigio la adquisición de los bienes que hayan constituido objeto del mismo.
    Encuentra sanción penal el abogado que por malicia, ignorancia o negligencia perjudica a su cliente o revela los secretos conocidos por la profesión. El que aconsejare a la vez o defendiere sucesivamente a las dos partes de un pleito, sin consentimiento de ellas, además de ser condenado a multa, como en las infracciones antes señaladas, sufrirá la inhabilitación especial (Cód. Pen. esp. arts. 360 y 361). (v. COLEGIO DE ABOGADOS, PACTO DE CUOTALITIS, HONORARIOS.) (38, 39, 40, 42, 44, 45, 46, 47, 641, 1.315, 2.048, 2.286, 2.287, 2.665, 2.886, 3.400, 3.461, 3.501, 3.679, 4.847, 5.140, 5.590, 5.601, 5.602, 5.619, 5.625, 5.626, 5.627, 5.629, 5.640, 5645, 5.647, 5.655, 5.657, 5.663, 5.668, 5.673, 5.676, 5.681, 5.693, 5.694, 5.698, 5.699, 5.702, 5.704, 5.705, 5.709, 5.710, 6.358, 6.539, 6.540, 6.625, 6.721, 6.825, 6.826.)

    Más Definiciones del Diccionario Latin


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra a >> Más Definiciones del Diccionario Latin >> abogado
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           



Cantidad de vistas: 1256
[ Destacado del año]:   Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[ Destacado del mes ]:   Jurisprudencia en Fallos judiciales


[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. puta
  2. títulos valores
  3. constitucion nacional
  4. recurso natural
  5. recursos hídricos
  6. pignus
  7. regir
  8. alevosia
  9. cur promisit
  10. dictal
  11. furtum
  12. poder institucional
  13. tratados de alianza
  14. 2614
  15. alesora
  16. aval
  17. coaccionar
  18. comercio maritimo
  19. comunismo
  20. contrato de letra de cambio ejemplo

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...