Art. 1745 del Codigo Civil y Comercial


    C.C.C. Comentado >> LIBRO TERCERO - DERECHOS PERSONALES >>
    TITULO V - Otras fuentes de las obligaciones >>
    CAPITULO 1 - Responsabilidad civil >
    SECCION 4ª Daño resarcible >>
    << Art Anterior || Art Siguiente >>

    Indemnización por fallecimiento. En caso de muerte, la indemnización debe consistir en: a) los gastos necesarios para asistencia y posterior funeral de la víctima. El derecho a repetirlos incumbe a quien los paga, aunque sea en razón de una obligación legal; b) lo necesario para alimentos del cónyuge, del conviviente, de los hijos menores de veintiún años de edad con derecho alimentario, de los hijos incapaces o con capacidad restringida, aunque no hayan sido declarados tales judicialmente; esta indemnización procede aun cuando otra persona deba prestar alimentos al damnificado indirecto; el juez, para fijar la reparación, debe tener en cuenta el tiempo probable de vida de la víctima, sus condiciones personales y las de los reclamantes; c) la pérdida de chance de ayuda futura como consecuencia de la muerte de los hijos; este derecho también compete a quien tenga la guarda del menor fallecido.

    I. Relación con el Código Civil. Fuentes del nuevo texto

    En el Código Civil, los daños por muerte estaban regulados en el 1084 y 1085.

    II. Comentario

    1. Presunción legal de daño El art. 1745 es un ejemplo de una presunción legal de daño. El damnificado por muerte tiene derecho a los daños que se mencionan en los tres incisos. El listado es meramente enunciativo y se refiere sólo a los daños patrimoniales, pues los extrapatrimoniales se presumen por el solo hecho de la muerte. Trata de ser una guía para los jueces. Toma partido por el carácter iure proprio y no iure hereditatis de la indemnización por homicidio. 2. Los gastos de asistencia y funerarios Se trata de un daño emergente. Los gastos de asistencia consisten en aquellos que el familiar se ve obligado a realizar para intentar evitar la muerte del pariente. Comprende por ejemplo la internación, los gastos farmacéuticos. Supletoriamente se aplica el art. 1746 en cuanto a la prueba de los gastos farmacéuticos y los demás que tengan que ver con la índole de las lesiones sufridas que finalmente desembocaron en el fallecimiento. Los gastos funerarios son todos aquellos que tienen que ver con el entierro del difunto. Por ejemplo salón velatorio, ataúd, carroza fúnebre, entierro, crematorio, ofrendas florales, etcétera. 2.1. Derecho de repetición Cuando fueron pagados con fondos del causante este tipo de gastos pueden ser reclamados a título hereditario por sus deudos. Si no es así, la legitimación corresponde a quien hubiere efectuado los gastos, aunque no sea pariente (por ejemplo, un amigo, un vecino). 3. El lucro cesante En el inc. b) el código se ocupa del lucro cesante que pueden sufrir los familiares del difunto. Surge la primera duda porque el artículo mantiene la expresión de Vélez de " lo necesario " . La diferencia es que hora en vez de "subsistencia " dice " alimentos " , por lo que se presume una obligación indemnizatoria mayor. No debe tomarse al pie de la letra esa expresión porque el lucro cesante por muerte de un familiar, tiene como punto de partida a lo " necesario " para alimentos, pero ciertamente el daño puede ser mucho mayor. En este último caso la presunción de daño no se aplica y debe ser demostrado. Los alimentos del hijo de un gran empresario o de un profesional, pueden ser menores a los daños que sufre por la muerte de su padre. Lo necesario para alimentos debe consistir en poner a las víctimas en la misma situación en que se encontrarían de no haber sucedido la muerte del pariente. Por alimentos debe entenderse el concepto legal del art. 659 que reglamenta su contenido. 3.1. Legitimados Se presumen que sufren daños el cónyuge, el conviviente, los hijos menores de 21 años y los hijos incapaces. En todos esos casos la justificación es fácil porque existe obligación alimentaria para todos ellos. Un hijo de más de 21 años puede reclamar daños, si demuestra que recibía alimentos porque estudiaba y tenía menos de 25 años. Si tiene más de 25 años la prueba deberá ser muy clara porque se presume que los mayores de edad se mantienen solos. La incapacidad o capacidad disminuida no debe haber sido declarada previamente para poder reclamar daños. El juicio de daños no versa sobre efectos de la curatela sino sobre los daños que se hayan sufrido. 3.2. Existencia de otros obligados a prestar alimentos Correctamente la ley dispone que no es óbice para la indemnización que existan otros obligados a pasar alimentos al reclamante. Por ejemplo si muere la madre, el homicida no puede dejar de pagar alimentos porque el huérfano tenga un padre que le pasaba alimentos. Tampoco si tuviera un progenitor afín obligado que contribuya a los alimentos. La mención de la ley a los alimentos es sobre todo para cuantificar los daños, pero no es una obligación alimentaria lo que reglamenta sino una obligación indemnizatoria. 3.3. Pautas de fijación de la indemnización Para cuantificarse el daño, debe tomarse en cuenta a: a) el tiempo probable de vida de la víctima. Esto tiene que ver con la expectativa probable de vida, dato que surge de los censos que se realizan. Todo indica que una persona joven hubiera vivido el tiempo suficiente para cumplir con su obligación alimentaria y que tal certeza no existe en una persona anciana. b) condiciones personales de la víctima. Esto quiere decir que hay que tener en cuenta, además de la edad, el sexo, educación, trabajo, posibilidades de ascenso, etc., del muerto. c) Condiciones personales de los reclamantes. Las necesidades de los deudos pueden variar según su educación, trabajo, edad, sexo, condición social. 4. La pérdida de chance de ayuda futura Finalmente se incluye como daño patrimonial indemnizable a la pérdida de ayuda futura. Se incorpora al texto legal la jurisprudencia que decía que en los casos de muerte de hijos menores, podía existir daño patrimonial a título de pérdida de posibilidades de ayuda en la vejez de los padres. La pérdida de chance de ayuda futura puede comprender incluso a los abuelos que tengan nietos a cargo e incluso a guardadores respecto de los menores que hayan cobijado.

    III. Jurisprudencia

    Se mantiene: 1. En los casos de muerte de un hijo menor de edad, lo que se indemniza no es otra cosa que la " chance " , es decir, la posibilidad de contar con la cooperación y ayuda de ese hijo, la cual para merecer indemnización debe ser o constituir un acontecimiento posible, con visos de razonabilidad ( CCiv. y Com. Morón, sala 2, 9/5/1995, JA, 1999-IV- síntesis). 2. Reclamación de pérdida de chance de ayuda futura del guardador de un menor como damnificado indirecto(CSJN, 11/9/1986, JA, 1988- III- 539. También CNCiv., sala E, 30/9/1969, LA LEY, 138- 526).

    Comentario Infojus del Art. 1745 del C.C.C.N

    El articulo-1745, se relaciona con el/los artículo/s antiguamente en el Código Civil Velezano
    ¿ No encontraste lo que buscabas? : Haz tu pregunta en el Foro

    Si no encontró el comentario de este Articulo revise el siguiente art. : Art Siguiente >>


    Artículo actualizado vigente de la Republica Argentina
    Fecha de vigencia: apartir del 1 de Agosto del Año 2015
    Fuente de información: infojus: Fuente: Infojus Codigo Comentado
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 5 (1 votos)





[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. art 261
  2. 1716
  3. art 1 comentado por lorenzetti
  4. derecho definicion
  5. res nullius
  6. universum jus
  7. responsabilidad civil
  8. 1214
  9. 1718
  10. 2229
  11. 260
  12. derecho definicion comentado por lore...
  13. art 261
  14. prenotacion
  15. uno ictus
  16. arrendamiento
  17. art 261?fbclid=iwar1ho8pglphp9va_9le2...
  18. 100
  19. 1039
  20. 1040

Buscar en el sitio:


    • Codigo Civil Velezano Anotado  
    • Mapear Código de Velez

Síguenos en ...