Art. 1125 del Codigo Civil y Comercial


    C.C.C. Comentado >> LIBRO TERCERO - DERECHOS PERSONALES >>
    TITULO IV - Contratos en particular >>
    CAPITULO 1 - Compraventa >
    SECCION 1ª Disposiciones generales >>
    << Art Anterior || Art Siguiente >>

    Compraventa y contrato de obra. Cuando una de las partes se compromete a entregar cosas por un precio, aunque éstas hayan de ser manufacturadas o producidas, se aplican las reglas de la compraventa, a menos que de las circunstancias resulte que la principal de las obligaciones consiste en suministrar mano de obra o prestar otros servicios. Si la parte que encarga la manufactura o producción de las cosas asume la obligación de proporcionar una porción substancial de los materiales necesarios, se aplican las reglas del contrato de obra.

    I. Relación con el Código Civil y con el Código de Comercio. Fuentes del

    nuevo texto Los textos derogados no preveían una disposición similar a la que se comenta, que proporciona criterios para diferenciar el contrato de compraventa de otras figuras jurídicas con las que puede confundirse, brindando pautas de distinción entre una y otras. La fuente inmediata del texto es el art. 1065, inc. c), del Proyecto de 1998, que regulaba la cuestión de manera semejante. Sin embargo, debe señalarse que la disposición que se comenta posee una notoria similitud con el art. 3° de la Convención de las Naciones Unidades sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías sancionada en Viena el 11 de abril de 1980 (Convención de Viena de 1980), incorporada a nuestro ordenamiento jurídico en 1983 por la ley 22.765 (ley N- 1356, según Digesto Jurídico Argentino aprobado por ley 26.939), que dispone así: " 1. Se considerarán compraventa los contratos de suministro de mercaderías que hayan de ser manufacturadas o producidas, a menos que la parte que las encargue asuma la obligación de proporcionar una parte sustancial de los materiales necesarios para esa manufactura o producción. 2. La presente Convención no se aplicará a los contratos en los que la parte principal de las obligaciones de la parte que proporcione las mercaderías consista en suministrar mano de obra o prestar otros servicios" . La identidad en la esencia de las normas y en la terminología empleada denota la clara influencia de la Convención de Viena respecto del nuevo texto legal.

    II. Comentario

    La disposición que se comenta, " con el propósito de precisar el campo de aplicación de la compraventa"(Fundamentos del Código, apartado VI, cit. ), establece pautas para diferenciar la venta de otros contratos con los cuales podría confundirse, y fija cuáles son las reglas aplicables a unos y otros, modificando las reglas precedentes del Código Civil. Las guías de interpretación que ofrece este art. 1125 resultan necesarias para conjurar los debates que generó desde siempre establecer las diferencias entre la compraventa de cosa futura y la locación de obra contrato de obra en el nuevo Código, arts. 1251 y ss. , ya que en ambos supuestos se verifica una obligación de dar final, aunque, en la locación de obra, ese dar está precedido de una relevante obligación de hacer a cargo del locador. Ya Vélez daba cuenta de esa controversia en la nota al art. 1629, CCiv., al citar las leyes romanas, las de Partidas y disposiciones legales y doctrina de entonces. Ese debate prosiguió modernamente (Spota, Instituciones..., t. V, ob. cit. ; Spota, " Los contratos..." , ob. cit. ), en especial, en el caso de los departamentos en construcción, hipótesis en lo cual se debatió arduamente acerca de si se trataba de uno u otro contrato. La redacción de la norma resulta imprecisa y perfectible. De todas maneras, se pueden extraer ciertas reglas: a) En primer lugar, se establece que, cuando el sujeto que se obliga a entregar la cosa debe, a su vez, producirla o manufacturarla c omo, por ejemplo, en el frecuente caso de automotores cero quilómetro , se aplican las normas de la compraventa, siempre claro que se fije un precio por la enajenación. El criterio precedente otorga preeminencia a la obligación de dar sobre la de hacer, para determinar cuáles son las normas aplicables al vínculo jurídico en cuestión. Por ello, aun cuando la parte se comprometa a un hacer , como evidentemente es manufacturar o producir la cosa, el contrato será regulado por las normas de la compraventa; b) Sin embargo, no se considera compraventa cuando de las circunstancias del caso resulta que la principal obligación l a norma no señala de quién, si del contrato en general o del pretenso vendedor, pero parecería que se trata de éste consiste en suministrar mano de obra o prestar otros servicios. En estos casos, pese al silencio legal, no parece dudoso que se aplicarán las normas de estas figuras jurídicas según corresponda (arts. 1251 y ss.). En esta hipótesis, se otorga preponderancia a la obligación de hacer sobre la de dar; c) La última guía de interpretación que surge del art. 1125 establece que, si la parte que encarga la manufactura o producción se obliga a entregar una parte sustancial de los materiales necesarios para esa manufactura o producción, se reputa que se trata de un contrato de obra. Aquí conviene detenerse para aclarar algunos aspectos. La clásica locación de obra contrato de obra en el nuevo Código , puede acordarse con provisión de materiales por parte del locador, empresario u obrero contratista , en la nueva terminología , o sin provisión de materiales, en cuyo caso los debe suministrar el propietario o dueño de la obra c omitente , en el nuevo lenguaje . El Código Civil había intentado sellar la discusión sobre la cuestión regulada en el precepto que se comenta al establecer que el contrato era de locación de obra ya sea que el empresario pusiera sólo su trabajo o que pusiera su trabajo y la material principal para realizar la obra (art. 1629, CCiv., y su nota). El Código nuevo resuelve esta cuestión de modo diverso al art. 1629, CCiv., y, además, con cierta contradicción. Según la regla que estoy analizando, si quien provee la materia es el sujeto que encarga la obra, es decir, el comitente, el contrato es de obra y no de compraventa. Esto constituye doctrina uniforme en la materia y se explica porque queda patente el énfasis que se ha colocado en la obligación de hacer, en el encargo concreto al contratista, y no tanto en la obligación de dar que cierra la ejecución de la obra y que concluye el contrato. Ahora bien: considerando el clásico ejemplo que provee la doctrina (entre otros, Borda, t. I, p. 24), del traje encargado al sastre, quien a su vez provee la tela, bajo las nuevas normas, ¿en ese caso se trata de una venta de cosa futura o de una locación de obra? Interpretando a contrario sensu la segunda parte del art. 1125, parecería que se tratará de una venta, ya que quien encarga el traje o la cosa, en general no provee los materiales para su confección. Y lo mismo resultaría de la interpretación armónica de esta parte de la norma con su primera parte. De esta forma, el Código varía notoriamente la directriz que había señalado Vélez en el art. 1629, CCiv., cuando, como señalé, establecía que el contrato siempre era de locación de obra, aun cuando el empresario o locador pusiera los materiales para su realización. Lo contradictorio de esta nueva regla resulta de su confrontación con el art. 1262, in fine , cuando, al regular el contrato de obra, el Código dispone que si nada se convino ni surge de los usos, se presume, excepto prueba en contrario, que el contratista (locador o empresario) es quien provee los materiales (cf. también Borda, t. II, ob. cit. , p. 56) ¿No se deduc ía del art. 1125, segunda parte, a contrario sensu , que si era el contratista quien proveía los materiales el contrato era de venta? La jurisprudencia arbitrará las soluciones para compatibilizar ambas normas, considerando especialmente las circunstancias de cada caso concreto. Finalmente, aclaro que, aunque parecería que el ámbito de aplicación del art. 1125 fuera sólo para las cosas muebles, desde que ello se puede deducir de la Convención de Viena de 1980 que parece ser la fuente de esta norma y de las locuciones empleadas por el precepto, y que quedarían fuera de aquél las hipótesis de construcción o edificación de inmuebles, conviene asignar una interpretación amplia a la norma e incluir también en ella los supuestos vinculados con la construcción y venta de inmuebles.

    III. Jurisprudencia

    1. Se ha determinado que es compraventa y no locación de obra el contrato por el cual se adquiere un departamento en construcción o a construirse ( CNCiv ., sala F, 02/10/1969, LA LEY, 140 - 817, sum. 25.013, CNCiv ., sala D,31/12/1965 , JA, 1966 - II - 576). 2. También es compraventa el contrato por el cual una persona encarga a una fábrica de bolsas un número determinado de ellas ( CNCom ., sala A, 21/9/1970 , JA, 9 -1971 -515).

    Comentario Infojus del Art. 1125 del C.C.C.N

    El articulo-1125, se relaciona con el/los artículo/s antiguamente en el Código Civil Velezano
    ¿ No encontraste lo que buscabas? : Haz tu pregunta en el Foro

    Si no encontró el comentario de este Articulo revise el siguiente art. : Art Siguiente >>


    Artículo actualizado vigente de la Republica Argentina
    Fecha de vigencia: apartir del 1 de Agosto del Año 2015
    Fuente de información: infojus: Fuente: Infojus Codigo Comentado
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 1 (2 votos)





[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. 2281
  2. art.614
  3. responsabilidad civil
  4. artículo afectaciones a la dignidad ...
  5. el boleto de compraventa
  6. daños fisicos
  7. art 614
  8. causa unica y concurrente
  9. 1756
  10. 2045
  11. 261
  12. el efercicio de la accion directa por...
  13. muros
  14. art 1708
  15. art 583 ccyc
  16. art 614
  17. castrare
  18. condiciones para el ejercicio de la c...
  19. reparacion de daños
  20. siglo

Buscar en el sitio:


    • Codigo Civil Velezano Anotado  
    • Mapear Código de Velez

Síguenos en ...