Fallos Universojus.com

Yonna Nelson Marcelo. S. Prescripcion.


Compartir:

Expte. N° 88215/13 - “Yonna Nelson Marcelo c/ Romero Julio Raul, Stegelman Ricardo Alfredo, Diaz Vicenta, Gomez Camozzi Nicolas, de Aguirre Castillo Maria, Boschetti Horacio Adrian, Amarilla Marcos, registro de la propiedad inmueble de la provincia de corrientes, estado de la provincia de corrientes s/ acción de nulidad” - JUZGADO EN LO CIVIL Y COMERCIAL N° 9 DE CORRIENTES – 29/09/2015 (Sentencia no firme)
Y Vistos: Estos autos caratulados: “YONNA NELSON MARCELO C/ ROMERO JULIO RAUL, STEGELMAN RICARDO ALFREDO, DIAZ VICENTA, GOMEZ CAMOZZI NICOLAS, DE AGUIRRE CASTILLO MARIA M.A., BOSCHETTI HORACIO ADRIAN, AMARILLA MARCOS, REGISTRO DE LA PROPIEDAD INMUEBLE DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES, ESTADO DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES S/ ACCION DE NULIDAD”, Expte. N° 88215/13, Secretaría 19;
Y CONSIDERANDO:
I) Que, a fs. 72/80 se presentan los Dres. M. E. C. de G. y M. A. L. C., apoderados del Sr. Horacio Adrian Boschetti, conforme copia simple de poder general para asuntos judiciales de fs. 65/66, y oponen excepción de prescripción de la acción en los términos de lo dispuesto en el art. 4.033 del Código Civil, y solicitan se resuelva como de previo y especial pronunciamiento. Citan el art. 3.044. Señalan que la acción a que refiere el artículo citado, es la que corresponde a la acción revocatoria o pauliana.
Sostienen que este plazo corto de prescripción (un año), está previsto para resguardar la estabilidad de los actos jurídicos, que de otro modo podrían ser cuestionados mucho tiempo después de su realización por quienes denunciasen respecto de ellos el vicio de fraude, o aun el mero perjuicio que pudiesen ocasionarles, si fuesen de carácter gratuito. Señalan que el plazo de prescripción se computa desde la fecha del acto impugnado que sea eficaz para los terceros como para el accionante; pero si la demanda se entablase más de un año después de esa fecha, al demandante le corresponde, si fuese opuesta la prescripción, probar que él tuvo conocimiento posterior a la realización del acto ubicable dentro del período anual que precedió a su demanda. Expone que en el caso de autos, el Superior Tribunal de Justicia, en la Sentencia que lleva el N°26 de fecha 01/04/11 (fs.373/377 del expte. N°48.017), dispuso revocar el pronunciamiento de primer grado, en cuanto declaró la ineficacia falencial respecto del acto celebrado por el Sr. H. Adrián Boschetti, y señaló que la misma debía perseguirse conforme a las pautas expuestas en la misma sentencia; donde expresamente se había señalado que la acción a través de la cual correspondía deducir la pretensión, era la acción pauliana (o de fraude), consagrada en el Código Civil. Y señalan que dicha acción prescribe por el plazo consagrado en el art. 4.033 del C.C., que lo fija en el término de un año, contado desde el día en que el acto tuvo lugar, o desde que los acreedores tuvieron noticia del hecho. Relatan que, de las propias constancias del relato del actor (fs.2/6), como también de las actuaciones caratuladas: “Corrientes Refrescos S.A. s/ Quiebra” (Expte. N°30.984), que ofrece como prueba, surge que la sindicatura tomó conocimiento de la transferencia, objeto de ataque, desde el 12/12/05, en razón de que en dichas actuaciones, a fs. 3.967 el juzgado, a través de la providencia N°12.942, incluida en el libro de notificaciones el 12/12/05, ordenó a la sindicatura que promueva las acciones tendientes a recuperar el inmueble referenciado (anotado en el registro respectivo bajo Folio Real N°5190). Alegan que desde esa fecha (12/12/05), comenzó a correr el plazo de prescripción para que la sindicatura promueva la pertinente acción, señalando que la misma recién se inicia ocho (8) años después. Remarcan que, está más que claro que, han transcurrido como mínimo ocho años desde que la sindicatura, tiene conocimiento de la transferencia que ataca por medio del presente, hallándose todo plazo de prescripción largamente vencido. Sostienen que lo dicho también resulta de la presentación efectuada en fecha 06/03/06, en los autos caratulados: “Yonna Nelson M.- Síndico de la Quiebra- c/ Raúl Julio Romero; Ricardo Alfredo Stegelman; Vicenta Díaz; Nicolás Gómez Camozzi; M. M.A. de Aguirre Castillo; H. Adrian Boschetti; Marcos Amarilla; Registro de la Propiedad Inmueble de Corrientes; Ministerio de Gobierno y Justicia de Corrientes; y Estado de la Provincia de Corrientes s/ Declaración de Ineficacia de Transferencia e Inoponibilidad” (Expte. N°48.017), que también ofrecen como prueba. Solicitan, nuevamente, que la excepción de prescripción planteada, se resuelva como de previo y especial pronunciamiento, argumentando que de lo contrario se generaría un desgaste jurisdiccional innecesario, al dejar tramitar todo un proceso, cuando la acción incoada se halla prescripta. Peticionan se haga lugar a la excepción, con expresa imposición de costas.
A fs. 81, se dicta providencia N° 12206 de fecha 27/08/13, por medio de la cual se dispone el traslado de la excepción de prescripción opuesta por el término de cinco (5) días al actor; ordenándose la notificación del mismo personalmente o por cédula, conforme art. 135 inc. 2 del C.P.C. y C. Que, según constancia de fs. 104 vta., el apoderado de la parte actora suscribe en las presentes actuaciones, al retirar la cédula ley 22172, notificándose de ese modo de todas las resoluciones anteriores. A fs. 236, se llama AUTOS PARA RESOLVER, por providencia N°8.231, de fecha 09/09/15, incluida en el libro de notificaciones el 10/09/15, la que se encuentra firme y consentida.
II) Es sabido que, “la excepción es, una razón especial de la oposición del demandado a la pretensión del demandante, manifestada en forma activa, y por tanto, una contrarrazón frente a la razón de la pretensión de aquel. Se configura por la existencia de un hecho que tiene efecto extintivo o dilatorio de la relación jurídica que constituye el fundamento de la pretensión. Dentro de este concepto, las excepciones de previo y especial pronunciamiento son defensas nominadas que, cuando la cognición esta fragmentada en dos etapas, son susceptibles de ser opuestas y consideradas en la primera etapa…” La doctrina analizando los fundamentos de éste instituto ha establecido:”Los principios de celeridad y de economía procesal son los inspiradores de esta norma, cuya finalidad es netamente pragmática. Se trata de evitar dispendios jurisdiccionales innecesarios, resolviendo con carácter previo, en la primera etapa del proceso, aquellas articulaciones de la parte de demandada que pueden dar por finalizado el proceso…Esta intención del legislador de acelerar el proceso se evidencia aún respecto de la prescripción y de la falta de legitimación, pues estas son resueltas por el juez como excepciones de previo y especial pronunciamiento, si son susceptibles de resolverse de puro derecho y fueren manifiestas…”. (Elena I. Highton- Beatriz A. Aréan, Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Editorial Hammurabi, Buenos Aires, 2006, Tomo 6, págs. 592 y 593). En consecuencia, resulta pertinente considerar y resolver la excepción de prescripción opuesta a fs. 72/80, en esta oportunidad procesal.
III) Que, en autos el demandado, Sr. Boschetti, por apoderado, opone la excepción de prescripción de la acción instaurada a fs. 2/6, fundado en el hecho de que desde el 12/12/05, comenzó a correr el plazo de prescripción, previsto por el art. 4.033 del C.C. (anual), para que la parte actora promueva la pertinente acción; sosteniendo que la mencionada acción se halla prescripta, en razón de haber sido interpuesta ocho años después del plazo anual previsto por la citada norma de fondo. La acción instaurada en autos a fs. 2/6, es la denominada revocatoria o pauliana, regulada por el derecho común, y según lo tiene dicho la doctrina, tiende a reconstruir el patrimonio del deudor, haciendo que el negocio fraudulento resulte inoponible a algunos acreedores o a todos cuando se ejerce en el ámbito de la quiebra (Cifuentes, Santos E. (h), Código Civil La Ley On Line); y se encuentra legislada en los arts. 338/340 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (antes arts. 961/972 del C.C.).
Que, el plazo de prescripción de dicha acción, hoy está previsto por el art. 2562 del C.C. y C.N (dos años). Sin embargo, la citada norma no resulta aplicable en razón de lo dispuesto por el art. 2537 del C.C. y C.N., el cual configura una norma específica de derecho temporal referida a los plazos de prescripción, según el cual se mantiene el plazo fijado por la ley anterior, respecto de un plazo fijado por ésta que finalice antes que el nuevo plazo, contado a partir de la vigencia de la nueva ley. En consecuencia, se debe aplicar al caso, el plazo de prescripción previsto para esta acción por la ley anterior en el art. 4.033, el cual disponía: “…La acción de los acreedores para pedir la revocación de los actos celebrados por el deudor, en perjuicio o fraude de sus derechos, se prescribe por un año, contado desde el día en que el acto tuvo lugar, o desde que los acreedores tuvieron noticia del hecho.”. La jurisprudencia, con respecto al plazo anual de prescripción establecido por éste artículo ha dicho:”El propósito del legislador al fijar un término corto para la prescripción de la acción revocatoria es el de mantener la seguridad de los actos y con ellos la estabilidad en el orden jurídico…” (C1ª Civ. y Com. San Isidro, Sala I, 1987/07/07, DJ, 1987-2-836).
IV) Que, habiéndose determinado la norma aplicable, procedo al análisis de la excepción opuesta a fs. 72/80 de autos, respecto de la cual se ofrecen como prueba las actuaciones caratuladas: “Corrientes Refrescos S.A. s/ Quiebra” (Expte. N° 30.984) y “Yonna Nelson M. - Síndico de la Quiebra- c/ Raúl Julio Romero; Ricardo Alfredo Stegelman; Vicenta Díaz; Nicolás Gómez Camozzi; M. M. A. de Aguirre Castillo; H. Adrián Boschetti; Marcos Amarilla; Registro de la Propiedad Inmueble de Corrientes; Ministerio de Gobierno y Justicia de Corrientes; y Estado de la Provincia de Corrientes s/ Declaración de Ineficacia de Transferencia e Inoponibilidad” (Expte. N°48.017), que en este acto tengo a la vista. En éste último expediente mencionado, el Superior Tribunal de Justicia dispuso por Fallo N°26, de fecha 01/04/11, obrante a fs. 373/377, en el Considerando VII) que: “…la ineficacia falencial no es extensible al tercero subadquirente porque no está prevista en la normativa falencial, por lo que para intentar la declaración de ineficacia del acto debe promoverse la acción revocatoria del derecho común o pauliana”. Dicho decisorio adquirió firmeza el día 30/06/11 obrante a fs. 414, fecha en que se incluyó a notificaciones el auto N°2053 del 29/06/11, que declaró inadmisible el recurso de revocatoria “in extremis”, planteado contra la Resolución N°44, de fs. 403, que consideró inoficioso el recurso extraordinario federal deducido contra la Sentencia N°26, de fs. 373/377. En consecuencia, es a partir del día 30/06/11, cuando la sentencia N°26 queda firme, la fecha a partir del cual comenzó a correr el plazo de prescripción de un año previsto en el art. 4033 del Código Civil (anterior), puesto que es la fecha en que la parte actora – de la presente acción -, tuvo noticia o “conocimiento del hecho”. Respecto al cómputo del plazo de prescripción previsto por el citado artículo se ha dicho que: “en tanto los acreedores no han participado en el acto que buscan atacar con una acción revocatoria y asumen, generalmente, el conocimiento del mismo luego de su celebración, el plazo de prescripción de esa acción se computa a partir de ese acto cognoscitivo” (CNCiv., Sala I, 2000/03/28, La Ley, 2000-D, 234 - DJ, 2000-2-991), en el mismo sentido, “la acción del acreedor para solicitar la revocación de los actos jurídicos patrimoniales celebrados por el deudor, en perjuicio o fraude de sus derechos, prescribe por un año desde el día del acto o desde que del acreedor tuvo noticia del hecho art.4.033, Cód. Civil”.. (Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco, sala I en lo civil, comercial y laboral • Provincia del Chaco c. González, Pedro Rubén; González, Gilda Vanesa; González, Mirtha Carolina y González, Leonardo Rubén s/ acción revocatoria pauliana • 05/09/2013 • LLLitoral 2013 (diciembre) , 1197 • AR/JUR/53038/2013). En consecuencia, el plazo de prescripción, comenzó a correr desde el día 30/06/11, que es la fecha a partir de la cual se efectivizó el acto cognoscitivo por parte de la actora, en razón de que en la mencionada fecha quedó firme el Fallo N°26 dictado por el Superior Tribunal (fs. 373/377, Expte. 48.017), que en la parte pertinente de su considerando VII) dispone: “que la acción que debe promoverse es la del derecho común o pauliana”. Y como el artículo pertinente, (art. 4.033 del C.C.) reglamentaba un plazo de prescripción de un año, el mismo fenecía el 30/06/12, o el 02/07/12 (por caer el 01/07/12 día inhábil) dentro de las dos primeras horas de atención al público del juzgado. Sin embargo, la actora promovió la presente acción tendiente a la declaración de fraude de las escrituras públicas en fecha 25/02/13, conforme constancia de fs. 1; es decir, una vez transcurrido el plazo previsto por el art. 4.033 del anterior código, aplicable en este caso. V) Sin perjuicio de ello, y para el hipotético caso que se considere que el plazo de prescripción de un año que preveía el anterior art. 4.033 del Código Civil, comenzó a correr una vez que el síndico de la quiebra obtuvo la autorización para promover la acción revocatoria; la mencionada acción también se encuentra prescripta. Fundo lo dicho, en los hechos que describo a continuación: A fs. 424, de los autos: “Yonna M. – Síndico de la quiebra c/ Raúl Julio Romero, Ricardo Stegelman, Vicenta Díaz y otros s/ declaración de ineficacia de transferencia e inoponibilidad”, Expte. N°48.017 (ofrecido como prueba), a raíz de lo expresado en el Fallo N°26 del 01/04/11(fs. 373/377), el Sr. Yonna solicitó, el día 07/09/11, autorización al juzgado para iniciar acción revocatoria del derecho común o pauliana contra todos los demandados de autos. Como consecuencia, de ello, se dicta la providencia N°8997, de fecha 15/09/11, incluida en el libro de notificaciones el 19/09/11, a fs. 425, por medio de la cual se le hace saber que debe ocurrir por ante los autos:”Corrientes Refrescos S.A. s/ Quiebra”, Expte. N°30.984. Cumpliendo con esa manda judicial, el apoderado del síndico de la quiebra de Corrientes Refrescos S.A. C.P. Nelson Yonna, se presenta en los autos principales a fs. 4.313 el 21/10/11 y peticiona autorización para iniciar acción revocatoria del derecho común o pauliana en defensa de los intereses de los acreedores. Frente a tal pedido, se ordena la providencia N°13043 de fecha 01/11/11 de fs. 4315, incluída en el libro de notificaciones el 03/11/11, a través de la cual se dispone que: ”estando legitimado el síndico designado en autos, a promover las acciones que fueren necesarias, hágase saber que deberá oportunamente acompañar al escrito de promoción, el acta de sorteo del mismo y acta de toma de posesión del cargo”. (al pie de dicha providencia, surge impresa la firma del Dr. Seba, apoderado de la sindicatura actora, dejando constancia de haber retirado oficios N°1029 al 1037). Luego la actora, a fs.4.334, en fecha 14/12/11, nuevamente solicita autorización al juzgado para iniciar la mencionada acción; petición que fue proveída por auto N°392, de fecha 07/02/12, incluida en el libro el 09/02/12 obrante a fs. 4335, mediante la cual, se le indica al peticionante que debe estarse a lo proveído a fs. 4.315 (incluido en fecha 03/11/11), reiterándosele que se halla legitimado para promover las acciones que fueren necesarias. Es decir, que la última orden o concesión de autorización para iniciar la acción pertinente salió a notificación el día 09/02/12. De las constancias de la presente se comprueba que la sindicatura promovió demanda el 25/02/13 (fs. 1 constancia de Mesa Receptora Única). En consecuencia, si se tomase como fecha el 09/02/11 (última providencia que autoriza a iniciar las acciones pertinentes) a los fines del cómputo del plazo de prescripción previsto en el art. 4.033 del C.C. anterior, se advierte que la promoción de las presentes actuaciones (25/02/13), donde se deduce la pertinente acción, se efectuó, igualmente, una vez transcurrido el plazo anual de prescripción previsto en normativa de fondo citada.
VI) Por ello, siendo que del examen de las presentes actuaciones y de las pruebas ofrecidas, se comprueba que la acción intentada a fs. 2/6 por el Síndico Nelson M. Yonna se halla prescripta, corresponde hacer lugar a la excepción de prescripción de la acción instaurada en autos, deducida por los apoderados de la parte demandada, Sr. H. Adrián Boschetti a fs. 72/80.
Por todo lo expuesto; RESUELVO:
1°) HACER LUGAR a la excepción de prescripción de la acción deducida a fs. 72/80, por los apoderados del demandado, Sr. H. Adrián Boschetti.
2º) COSTAS al vencido.
3°) INSERTESE. REGISTRESE. NOTIFIQUESE.
Fdo.: Marina Alejandra Antúnez Juez Civil y Comercial N°9 Sustituta


¿Mejoramos el artículo?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 25/08/2018. Temas: Juzgado Primera Instancia, Prescripción Liberatoria


Fallos Relacionados


Responderemos a la brevedad tus comentarios: