Fallos Universojus.com

La caducidad de instancia también se aplica a las diligencias preliminares


Compartir:

El tribunal consideró que “las diligencias preliminares tienen entidad suficiente para constituir instancia procesal en tanto implican una pretensión fundada en normas procesales, expresamente regladas, involucrando las mismas un modo de prueba anormal, pero donde se salva el contradictorio, es decir el control de la contraria, quien puede oponerse a su procedencia, controlar el trámite e incluso solicitar la caducidad de instancia”, por lo que “tienen entidad para constituir instancia procesal, y en consecuencia, su iniciación hace nacer en quien las promueve la carga de instar el procedimiento a riesgo, en caso contrario, de que le sean aplicables los plazos del art. 310 Cpr”, es decir, “con la finalidad de evitar al destinatario de la diligencia la incertidumbre y los eventuales perjuicios que esa actitud le pueda ocasionar”.

Bajo tales lineamientos, los Dres. Rafael Barreiro y Ernesto Lucchelli sostuvieron al analizar si ha transcurrido el plazo de caducidad de instancia, que “como existe una única e indivisible instancia el plazo de caducidad es común a la acción y al citado planteo, pues este último no genera una instancia independiente que permita aplicarle un régimen especial de perención con lo cual resulta de aplicación al sub examine el art. 310 inc .1 Cpr.”.

En los autos caratulados “Distribuidora Somnium S.R.L. c/ Mondelez Argentina S.A. s/ Diligencia preliminar”, la parte actora apeló la resolución de grado que declaró de oficio la caducidad de instancia en las presentes actuaciones.

En sus agravios, el recurrente sostuvo que la caducidad de instancia resulta inaplicable a la prueba anticipada y diligencias preliminares, agregando a ello que la pretensión no constituye una demanda en el sentido técnico jurídico como para tener por abierta la instancia.

Los jueces que integran la Sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial señalaron que “no resulta ocioso señalar que conforme el art. 339 “in fine” del CPCC, la instancia (rectius:principal) se abre con la promoción de la demanda, aunque no hubiere sido notificada la resolución que lo dispone, dicha norma vino a zanjar las distintas opiniones dispares que se había suscitado en torno a si era necesaria la notificación a los fines de la apertura de la instancia”, añadiendo que “no empece a que exista instancia incidental o fuera de la pretensión principal y aún sin controversia, que sea susceptible de caducar”, por lo que “se ha entendido que la instancia comprende desde la petición inicial de un proceso, trámite o procedimiento dirigido a un juez que satisfaga un interés legítimo del peticionante hasta la resolución definitiva”.

En el fallo dictado el pasado 22 de agosto, la nombrada Sala concluyó que “teniendo en consideración que desde el dictado de 28.12.2018 hasta la providencia dictada el 10.7.2019, no transcurrió el plazo previsto por el Cpr. 310:1; no cupo declarar la caducidad de la prueba anticipada”, revocando de este modo la decisión recurrida.

Fallo Completo:

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial – Sala F
DISTRIBUIDORA SOMNIUM S.R.L. c/ MONDELEZ ARGENTINA S.A.
s/DILIGENCIA PRELIMINAR
EXPEDIENTE COM N° 16445/2018
Buenos Aires, 22 de agosto de 2019.
Y Vistos:
1. Apeló la parte actora la resolución de fs. 26/27 que decretara
de oficio la caducidad de instancia en estas actuaciones.
Los fundamentos se tuvieron por formulados con la
presentación de fs.23/25.
Sostiene el apelante como argumento principal de su queja, que
la caducidad de instancia resulta inaplicable a la prueba anticipada y
diligencias preliminares. Postula en tal sentido, que la pretensión no
constituye una demanda en el sentido técnico jurídico como para tener por
abierta la instancia.
2. En primer término no resulta ocioso señalar que conforme el
art. 339 “in fine” del CPCC, la instancia (rectius:principal) se abre con la
promoción de la demanda, aunque no hubiere sido notificada la resolución
que lo dispone, dicha norma vino a zanjar las distintas opiniones dispares que
se había suscitado en torno a si era necesaria la notificación a los fines de la
apertura de la instancia. Pero lo expuesto, no empece a que exista instancia
incidental o fuera de la pretensión principal y aún sin controversia, que sea
susceptible de caducar. Por ello se ha entendido que la instancia comprende
desde la petición inicial de un proceso, trámite o procedimiento dirigido a un
juez que satisfaga un interés legítimo del peticionante hasta la resolución
definitiva.

Síguese de ello, que las diligencias preliminares
tienen entidad suficiente para constituir instancia procesal en tanto implican
una pretensión fundada en normas procesales, expresamente regladas,
involucrando las mismas un modo de prueba anormal, pero donde se salva el
contradictorio, es decir el control de la contraria, quien puede oponerse a su
procedencia, controlar el trámite e incluso solicitar la caducidad de instancia.
Es decir, tienen entidad para constituir instancia
procesal, y en consecuencia, su iniciación hace nacer en quien las promueve
la carga de instar el procedimiento a riesgo, en caso contrario, de que le sean
aplicables los plazos del art. 310 Cpr. Esto es con la finalidad de evitar al
destinatario de la diligencia la incertidumbre y los eventuales perjuicios que
esa actitud le pueda ocasionar (Cfr. CNCivil Sala J en autos “MC c/ TGT S.A y
otros s/ prueba anticipada” del 4/4/2017).
3.Sentado ello, corresponde analizar si ha
transcurrido el plazo de caducidad de instancia.
Entiende esta alzada que como existe una única e
indivisible instancia el plazo de caducidad es común a la acción y al citado
planteo, pués este último no genera una instancia independiente que
permita aplicarle un régimen especial de perención (analog, Sala E, 12.2.93,
"Medicor Budapest c/ Potovolt SA y otro s/ ejecutivo"; esta sala “De Marco
Hermanos S.A c/ Cerqueiro Vazquez Maria y otro s/ ordinario” del 7/7/2010),
con lo cual resulta de aplicación al sub examine el art. 310 inc .1 Cpr.
En virtud de lo expuesto, teniendo en
consideración que desde el dictado de fs. 28.12.2018 hasta la providencia
dictada el 10.7.2019, no transcurrió el plazo previsto por el Cpr. 310:1; no
cupo declarar la caducidad de la prueba anticipada.
4. Por ello, se resuelve: Con el alcance aquí dispuesto, revocar el

Las costas se impondrán por su orden, ausencia de
contradictorio y la particular cuestión decidida.
La doctora Alejandra N. Tevez no interviene en la presente
decisión por encontrarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la
Justicia Nacional).
Notifíquese (Ley N° 26.685, Ac. CSJN N° 31/2011 art. 1° y N°
3/2015), cúmplase con la protocolización y publicación de la presente
decisión (cfr. Ley N° 26.856, art. 1; Ac. CSJN N° 15/13, N° 24/13 y N° 6/14) y
devuélvase a la instancia de grado.
Ernesto Lucchelli
Rafael F. Barreiro
María Florencia Estevarena
Secretaria de Cámara

 


¿Mejoramos el artículo?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 30/08/2019. Temas: Caducidad, Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial


Fallos Relacionados


Responderemos a la brevedad tus comentarios: