Fallos Universojus.com

G A M mendocino


Compartir:

Voces: ASENTIMIENTO CONYUGAL ~ BIEN GANANCIAL ~ EFECTOS DEL MATRIMONIO ~ FRAUDE ENTRE CONYUGES~INOPONIBILIDAD DEL ACTO FRAUDULENTO~TRANSFERENCIA DE ACCIONES

Tribunal: Cámara 2a de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributaria de Mendoza(C2a Civ Com Minas Paz y Trib Mendoza) Fecha:01/02/2016 Partes:G.,A.M.c.M.H.T.s/ordinario Publicadoen: Cita Online:AR/JUR/2775/2016

Hechos: El juez de primera instancia declaró la nulidad de las transferencias de acciones realizadas por una sociedad anónima por entender que tales operaciones fueron simuladas con el propósito de burlar los derechos de una sociedad conyugal. Apelada la resolución, la Cámara la modificó parcialmente y decretó la inoponibilidad de aquellos actos. Sumarios: 1. La transferencia de un bien inmueble y de acciones de una sociedad anónima propiedad de una persona casada es inoponible a su cónyuge,en tanto que si bien existía un asentimiento conyugal genérico otorgado por la actora en los términos del art.1277 del Código Civil, los actos se realizaron en un contexto de dificultades matrimoniales que originaron un juicio de separación personal en zendo fraude de la ganancialidad; máxime cuando se probó que la mujer no tenía conocimiento de los negocios llevados acabo por el demandado.

Texto Completo: CausaN°35.875/51.285 2ªInstancia.-Mendoza,febrero 1 de 2016.

1ª ¿Es justa la sentencia apelada? En su caso ¿qué pronunciamiento corresponde?

2ªCostas. 1ªcuestión.—El doctor Furlotti dijo:

1.Afs.478 interpone recurso de apelación la parte actora,por intermedio de apoderado, a fs.482 hacen lo propio Las Meladas S.A. y M.H.T. ya fs.484 el demandado M.T., en contra de la sentencia que rola a fs. 454/461, y aclaratoria de fs. 469, que hace lugar a la demanda, rechaza la excepción de falta de legitimación pasiva, impone costas y difiere la regulación de honorarios. Para así decidir, en lo que ha sido materia de agravios, la Sra.Jueza tiene en cuenta que la Sra.G. demanda por separación de bienes conjuntamente con las acciones por actos perjudiciales a la sociedad conyugal contra M.T.,M.T.,“Las Meladas S.A.”,C. y C..Señala, la actora, que ante las desavenencias entre los cónyuges G.y T., éste último comenzó a realizar una serie de actos tendientes a eliminar ficticiamente el bien raíz mayor de la sociedad conyugal, que es ganancial, ubicado en San Luis, dedicado a la producción agrícola ganadera, adquirido el 5 de agosto de 1988. El 5 de octubre de 2000, por escritura pasada ante C.,M.T. constituye con su hijo M. una sociedad anónima llamada “Las Meladas S.A.”, el capital social estaba compuesto por 5500 acciones, 200 de M. y 5300 de M., las acciones de M. se integran mediante la transferencia del dominio del inmueble mencionado.Para lo cual utiliza un consentimiento genérico otorgado el 6 de diciembre de 1973. Que luego traspasa 3380 acciones a su hijo M. , conservando 2120 que luego transfiere a  C.y C., prestanombres, a  razón de 1600 acciones a cada uno, los que a su vez le transfieren a M. que queda con 5300 acciones y M. con las 200 recibidas de su hijo. Todos estos pases son simulados con el propósito de burlar los derechos de la sociedad conyugal. Luego de una serie de actuaciones procesales, los demandados, M.T., C.y C. se allanan. Posteriormente se produce la prueba, las partes alegan y la Sra. Jueza dicta sentencia, en virtud de las siguientes consideraciones: Que el Sr. M.T. constituye con su hijo M. una sociedad anónima llamada “Las Meladas S.A.”, titulariza la mayoría de la acciones y aporte un bien ganancial a la sociedad, utilizando un asentimiento anticipado de su cónyuge. Luego enajena la casi totalidad de acciones a C.yC .  y éstos a su vez transfierena M.T.. Todos estos actos son atacados por la actora. Rechaza la excepción de falta de legitimación pasiva interpuesta por Las Meladas S.A. Analiza el fraude entre cónyuges y la sociedad comercial como instrumento de fraude entre cónyuges. Luego ingresa en la validez del asentimiento conyugal genérico y anticipado. Explica que son los actos simulados y la acción de simulación. Todo ello desde la doctrina y la jurisprudencia. De acuerdo con lo expuesto, entiende que en el contexto que se constituye la sociedad “Las Meladas S.A.”,
el 5 de octubre de 2000, por escritura pública n.185, pasada ante el Esc.C.,M.T. constituye con su hijo M. una sociedad anónima llamada “Las Meladas S.A.”, el capital social estaba compuesto por 5500 acciones, 200 de M. y 5300 de M.,las acciones de M. se integran mediante la transferencia del dominio del inmueble rural de igual nombre ubicado en la Provincia de San Luís. Que en el año 2002, la Sra. G. plantea demanda de separación personal y medidas precautorias. La magistrada entiende que en el contexto de se constituye la sociedad, la inexistencia de prueba acabada de la motivación para la constitución y movimiento de la misma, Hacen sospechas que ante la inminencia de separación, se quiso sustraer un bien de la masa partible. Que del juicio de separación personal, surge que es un matrimonio de muchos años en donde el esposo se ocupaba de los negocios y la esposa del cuidado del hogar, al margen de los mismos. Refiere, la Sra. Jueza, que otro tema es el de las enajenaciones de acciones realizadas por el Sr. M.T., desde octubre de 2002 a agosto de 2003, según el libro de Registro de Accionistas. Que todas las transferencias de acciones se efectúan en pleno conflicto matrimonial,la demanda de separación personal se inicia el 12 de marzo de 2002 y la sentencia definitiva la dicta la SCJMza el 17 de diciembre de 2008. Se revoca el asentimiento conyugal genérico el 23 de octubre de 2001 y toma conocimiento de la transmisión de acciones el 28 de mayo de 2007, ver fs. 149. A ello agrega la innecesariedad de la demandada de enajenar la casi totalidad de las acciones, la relación profesional y de amistad con C.yC.,el parentesco con M.. No existen instrumentos que acrediten dichas transferencias, no se ha probado la capacidad económica de M.. De todo ello concluye, la juzgadora, que el caso encuadra como fraude entre cónyuges valiéndose de sociedades, habiéndose utilizado la sociedad como instrumento para defraudar normas imperativas del derecho de familia. Que la circunstancia de haber transferido la casi totalidad de acciones, abusando de un poder otorgado muchos años antes, el hecho de que C. y C. reconocieran la situación. Que todo sucediera mientras se encontraba en trámite el juicio de separación,la llevan a concluir que existió simulación, ilícita y absoluta,al solo efecto de defraudar a la cónyuge con la finalidad de evitar dividir por mitades los bienes gananciales.Por  ello, entiende que corresponde declarar nulos los actos de transmisión de acciones, es decir, ineficaces respecto de las partes por reputarlos simulados y a la constitución de la sociedad un acto en fraude a la ganancialidad y,  en consecuencia inoponible. En la aclaratoria de fs.469, la Sra. Jueza explica que la inoponibilidad alcanza al aporte realizado y rechazarlo en cuanto al pedido de reintegro y reinscripción. 2.A fs. 521/523 expresa agravios la parte actora, por intermedio de apoderado. Señala que surge evidente que todos los actos realizados por M.T. y M.T. configuran un fraude para descapitalizar la sociedad conyugal en perjuicio de la esposa y madre. La certeza surge de los allanamientos de fs. 287/289 de tres copartícipes, salvo M. T.. Su única queja radica en la incoherencia entre los considerandos y el resolutivo, por cuanto una  sociedad simulada en fraude y violación al art.1277 CC, tiene como sanción la nulidad. Por ello es inaceptable que la constitución de la sociedad “Las Meladas” se declare inoponible y no nula. De la aclaratoria parecería  que ello respondería a la protección de terceros. La falta de asentimiento conyugal es causal de nulidad y no de  inoponibilidad. Lo que implica que el bien retorne a la sociedad conyugal, se deje sin efecto la registración y finalmente se liquide. 3.A fs. 525/529 expresan agravios los codemandados “Las Meladas S.A.” y M. H. T., por intermedio de apoderado sostiene que la sentencia es nula por cuanto omite prueba fundamental que de haber sido valorada correctamente la solución hubiese sido otra. No analiza el testimonio de la Sra.Z. de fs.422, quien vivió en el  campo como pareja de un trabajador. Del testimonio surge que la Sra.G. conocía de larga data la constitución de la sociedad y el manejo de los negocios de su marido. La sentencia  omite considerar que la trasferencia del inmueble referido fue realizada conforme las prescripciones que la ley manda. El asentimiento conyugal fue  prestado en debida forma, a través de poder a favor del cónyuge. Además,  señala que la resolución se excede al declarar la nulidad de los actos de transmisión, era suficientemente protectorio la declaración de inoponibilidad de la constitución de la sociedad. Ello surge de los  considerandos, pero no se refleja en el resolutivo. Se produciría un enriquecimiento sin causa a favor de la actora y del Sr.M.T. La nulidad de la transmisión de las  acciones resulta particularmente grave para M.T.  4.A fs. 531/534 expresa agravios el codemandado M. T., por intermedio de apoderado, quien solicita se  modifique la sentencia atacada y declare la nulidad de la transferencia del inmueble. Es contradictorio declarar la inoponibilidad de la constitución de las Meladas S.A., cuando la sanción correspondiente es la nulidad. 5. A fs.536 /539 contestan agravios Las Meladas S.A. y M.H.T.; a fs.541/543 la actora y a fs.546 M.T. 6. A. Que conforme a lo establecido por el art.141, inc. III, del C.P.C., corresponde pronunciarse respecto al  planteo de nulidad efectuado por los recurrentes “Las Meladas S.A.” y M.T. sostienen que la sentencia es nula por cuanto omite prueba fundamental (testimonial) que de haber sido valorada correctamente la solución  hubiese sido otra. Estimamos que este error no es vicio de nulidad porque “...juez no está compelido a analizar  todos los elementos de prueba que se hayan incorporado en la causa para tornar válida su sentencia. Basta que elija los que cree definitorios y apoye su decisión en ellos. Si tal elección es errónea, o la merituación que  efectúe el decisor es errónea, discutible y aún encuadrable en los diversos supuestos de la arbitrariedad—propia de los recursos extraordinarios y no del recurso de apelación—, en la medida en que se haya respetado el  derechodedefensaycuenteeltribunaldealzadacontodosloselementosnecesariosparadecidirconformeasu visión de la causa, no corresponde la declaración de nulidad de la sentencia, sino el reparo de los agravios a través de la apelación...(Expte:32.805-P.V.c.P.S.P/DIV. Contencioso, 13/08/2008,LS119-126). En el caso  de autos se ha respetado el derecho de defensa del apelante y ha ofrecido, y se ha producido, la prueba que hace a su derecho, no existe necesidad de anular etapas del procedimiento conforme lo expresado anteriormente y se cuentan con todos los elementos para analizar la justicia del caso. B. De la lectura de los tres libelos recursivos y sus respectivas contestaciones surge que los agravios son: eficacia, o no, del acto de transmisión del inmueble a la sociedad en donde el asentimiento conyugal fue prestado por poder otorgado al marido muchos años antes, el cual fue utilizado para defraudar la ganancialidad, luego, en caso de que dicho acto sea ineficaz se cuestiona si la sanción es la inoponibilidad o la nulidad del mismo. Por último, M. T. y “Las Meladas S.A.” cuestionan la declaración de nulidad de las diversas  transmisiones de acciones, lo que provocaría un enriquecimiento sin causa a favor de la actora y del Sr.M.T. , en caso de mantenerse la declaración e ineficacia del inmueble aportado a la sociedad. a. Aplicación de la ley en el tiempo. El art. 7 del Cód. Civ. y Comercial, al igual que el art. 3 del CC, establece dos principios rectores, como dice Moisset de Espanés,“que inspiran a nuestro derecho transitorio, a saber: 1)irretroactividad de la ley;2) efecto inmediato”.(p.(MoissetdeEspanés,Luis,“La irretroactividad de la ley y el nuevo art.3 códigoCivil (derecho transitorio), Universidad Nacional de Córdoba,1976,p.59). A ello cabe agregar que cabe distinguir entre la constitución, modificación o extinción de situaciones jurídicas y sus  consecuencias. Las normas relativas a la validez o invalidez de los actos generadores de las relaciones jurídicas deben juzgarse por la ley vigente al momento de su celebración o nacimiento. Kemelmajer explica que los arts. 456 y 462 del CCyC  presentan algunas diferencias respecto al artículo 1277 del CC”. Y agrega que: “Estas normas se aplican en forma inmediata a todos los matrimonios, cualquiera sea la fecha de celebración, pero los  actos jurídicos celebrados con anterioridad no pueden ser afectados. O sea, la venta de las cosas muebles anteriores a agosto de 2015 no puede ser atacada con fundamento en esta norma, sin perjuicio de que se invoquen otras causales de ineficacia como puede ser la simulación o el fraude.”(Kemelmajer de Carlucci,“La  aplicación del Cód.Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, Rubinzal Culzoni, Bs. As.,2015, p.139).  b.Enprimer lugar, se critica a la sentencia en crisis porque entiende que ha existido fraude cometido por el cónyuge T. en perjuicio de su cónyuge G. al haber utilizado un asentimiento conyugal genérico y anticipado, otorgado varios años, para aportar en propiedad un inmueble a la sociedad demandada. Sabido es que el requisito del asentimiento conyugal dispuesto en el artículo 1277 CC salvaguarda el derecho del cónyuge no titular. Durante la vigencia del Cód. Civil velezano se discutía la validez de los asentimientos genéricos y anticipados. La Sra. Jueza se inclina a favor de la postura que le quita eficacia a esta forma de prestar el asentimiento conyugal y lo relaciona con el fraude a la ganancialidad, dadas las especiales características de la causa que detalladamente describe. Por mi parte, entiendo que esta corriente doctrinal y jurisprudencial es la que mejor protege al cónyuge no disponente, en este caso teniendo en cuenta las particularidades del caso detalladas en considerandos anteriores. Esta postura es la que se incorpora en el art.  457 CCyC: “requisitos del asentimiento. En todos los caso en que se requiere el asentimiento del cónyuge para el otorgamiento de un acto jurídico, aquél debe versar sobre el acto en sí y sus elementos constitutivos”. Ana Peracca explica que: “La norma pone fin a la discusión mantenida bajo el imperio del CC, relativa a la posibilidad de que uno de los cónyuges otorgue asentimiento general anticipado por los actos que habrá de realizar el otro al prohibir tal posibilidad frente al establecimiento de que el asentimiento ha de ser otorgado respecto de cada acto en particular. En la práctica, ello lleva a un resultado positivo: se traduce en una más acabada protección hacia el cónyuge no disponente, quien podrá así formar un juicio propio con la mayor cantidad de elementos posibles que le permitan decidir, de un mejor modo, respecto a la conveniencia de brindar el asentimiento que le es solicitado.” (Peracca, Ana, comentario a los artículos 401 a 723 en “Código Civil y Comercial de la Nación comentado”, Caramelo, Gustavo Marisa Herrera - Gustavo Caramelo Sebastián Picasso, (directores), www.infojus.com.ar, T. II, 2015). También, en la legislación actual (no  aplicable en esta causa), es clara la sanción ante la omisión del asentimiento (arts.470 que remite a los arts. 456 a 459 CCyC). En el caso, el cónyuge demandado utilizó el asentimiento general y anticipado otorgado por su esposa, para aportar en propiedad un inmueble de su titularidad, para constituir la sociedad “ las Meladas S.A.”, siendo sus  únicos socios el cónyuge y su hijo. Ello se realiza en el año 2000, el asentimiento genérico fue prestado en el año 1973, en el año 2001 se revoca el asentimiento genérico, en el año 2000 el padre transfiere la casi totalidad de las acciones a dos personas de su confianza, que se allanan a la demanda, y ellos a su hijo M. La demanda de separación personal es iniciada en el año 2002. Todo ello demuestra que el aporte en pro-piedad del inmueble a la sociedad se realizó en un contexto de dificultades matrimoniales que originaron un juicio de separación personal. No surge del expediente que la actora haya tenido conocimiento de los negocios de su cónyuge, como
sostienen los apelantes M.T. y Las Meladas S.A., al hacer referencia a la falta de consideración del testimonio de Zavala. Del análisis de la testimonial de la Sra.Z. (fs.422) no se advierte, como sostiene la apelante, que la Sra.G. tuviera un conocimiento suficiente del negocio en cuestión. Es decir, de los dichos de la testigo no surge  que la actora supiera que dicho campo había sido aportado por su cónyuge a la sociedad “ Las Meladas S.A.”,  sino el testimonio sólo refiere a que la actora frecuentaba el campo, que sabía que lo trabajan su cónyuge y su  hijo. Pero, reitero, no hay referencias a la constitución de la sociedad anónima entre padre e hijo y el aporte del inmueble. Ello así es fácil colegir, al igual que la sentencia de grado en crisis, que el aporte del inmueble detallado en autos, en propiedad a la sociedad “Las Meladas S.A.”, ha sido en fraude a la cónyuge actora. Es claro que el consentimiento genérico, más allá de las objeciones que en teoría se le pueden objetar bajo la vigencia del Cód. Civil, fue utilizado para defraudar los derechos de la actora. Es decir que la actora no solicita la ineficacia del negocio celebrado únicamente por haber sido efectuado con dicho asentimiento genérico de dudosa validez, sino porque fue utilizado para defraudar a la ganancialidad.  Explica Méndez Costaque: “El resultado contrario a Derecho que persigue el defraudador es el de sustraerse a la regla de la partición por mitades de los bienes gananciales dispuesta en el artículo 1315 desde la redacción primigenia del Cód. Civil, caracterizando al régimen argentino como régimen de comunidad. Afecta a los gananciales que existen en el patrimonio de uno y otro cónyuge a la fecha de la extinción del régimen patrimonial matrimonial (“disolución de la sociedad conyugal”) que se produce entre ellos con o sin retroactividad según la causal operante.” Méndez Costa, María Josefa, “Revista de Derecho Privado y Comunitario”,Tomo:1996-12. Derecho de Familia Patrimonial, RCD 744/2012). Por lo expuesto, entiendo que no asiste razón a los apelantes, “Las Meladas S.A.” y M. H. T. en este aspecto. Ello así la sentencia de grado es ajustada a derecho en cuanto interpreta que la utilización, por parte del  marido,del poder, otorgado varios años antes, dando el asentimiento conyugal genérico por parte de la actora, fue utilizado por el demandado M.T. para defraudar la ganancialidad, al aportar en propiedad a la sociedad el  inmueble rural, en una situación de desavenencias conyugales previas a un juicio de separación. En este sentido se ha dicho que: “El fraude a la sociedad conyugal consiste en toda maniobra de un cónyuge que, valiéndose de la celebración de negocios jurídicos, tiene por objeto burlar las legítimas expectativas del otro cónyuge a participar en la división por mitades de los bienes gananciales (art.1315 del Cód.Civil).O sea, como lo enseña  Alberto Gowland, es “toda maniobra tendiente a torcer el resultado igualitario de la partición” (conf.“El fraude todo lo corrompe”,comentario a fallo de laC.1° Civ. de San Isidro, Sala I, ED.195-253). (1°CCC, San Rafael, Expte.:23.213-L.N.S.c.J.S. y otros p/ordinario (Acción de Simulación),09/02/2009,LA053-457).  Ahora bien, establecido que el inmueble aportado a la sociedad fue efectuado en fraude a la cónyuge actora, cabe analizar si la sanción es la nulidad, como pretenden los apelantes G. y M. T., o por el contrario es la  inoponibilidad tal como lo resuelve la sentencia y lo defiende la parte apelada ( M.T. y “Las Meladas S.A.”). En esta cuestión, bajo la vigencia del Cód. Civil, la doctrina y jurisprudencia, se encontraba dividida. La sentencia  se enrola en el criterio de la inoponibilidad del acto. Estimo que es acertada la postura adoptada en la sentencia en crisis por cuanto protege los derechos a la ganancialidad del cónyuge defraudado, la sociedad comercial y los  derechos de los terceros. En este caso, para tratar de lograr la mejor a solución cabe tener en cuenta que existen  diversos intereses a proteger, los de la cónyuge actora, los de la sociedad y los terceros. En este sentido se ha dicho que: “Se advierte,entonces, que el fraude a través del uso de formas societarias presenta un sin número de dificultades, entre otras cosas, porque la solución debe tener en cuenta no sólo los intereses del cónyuge defraudado sino los de la sociedad comercial y de los socios que la componen; para lograrla, habrá que armonizar la aplicación de normas del Derecho Civil, del Derecho de Familia y del ámbito societario.” (Guerrero, María Belén y Gramari, Cintia Elisa, “Fraude entre Cónyuges a través de las Sociedades Comerciales” Revista de Derecho Privado y Comunitario, Tomo: 2008 - 2. Sociedad conyugal - II., RC D 732/2012). La declaración de inoponibilidad es la solución que consagra el art. 473 Cód. Civ. y Comercial cuando señala que: “fraude. Son inoponibles al otro los actos otorgados por uno de ellos dentro de los límites de sus facultades pero con el propósito de defraudarlo”. Peracca, antes citada, explica que: “En la norma glosada, el Cód.Civ.y Comercial regula un tipo especial de fraude—el ocurrido entre cónyuges—, con el fin de impedir maniobras de las que un cónyuge intente valerse para evitar la aplicación del régimen de comunidad, preservando la integralidad del patrimonio ganancial y que no se defrauden los derechos indisponibles protegidos en el denominado “régimen primario”—entre  ellos, el derecho a la vivienda familiar y el deber de contribución en proporción a sus recursos (arts. 455 y 456 Cód.Civ. y Comercial)—. De tal forma, se regula de  manera expresa el fraude entre cónyuges y, al igual que en los proyectos de reforma anteriores, se opta por la figura de la inoponibilidad del acto al cónyuge defraudado. A diferencia de los proyectos mencionados, el Cód. Civ. y Comercial guarda silencio en cuanto a lcarácter que debe presentar el tercero (buena o mala fe) o el acto (título gratuito u oneroso). Así, con independencia de estas circunstancias, el acto siempre será inoponible.” (Peracca,op.cit.). Estimo que haber declararlo la inoponiblidad del acto en fraude a la cónyuge es la solución que mejor
respeta todos los intereses en conflicto, por ello se rechazan las quejas en este aspecto. c. La nulidad de las transmisiones de acciones. Los apelantes M. T. y las Melasa S.A. se quejan de la  declaración de nulidad de la transferencia de acciones a favor de M. por cuanto constituiría un enriquecimiento sin causa a favor de la actora que ya obtuvo la declaración de inoponibilidad del aporte del inmueble a la sociedad. Estimo que asiste razón a los recurrentes en cuanto a que, al haber obtenido la actora la declaración de inoponibilidad del aporte del inmueble a la sociedad,  carece de interés jurídico en pedir la nulidad por simulación de la transmisión de las acciones de parte de su cónyuge a su hijo M.. Ello es así porque su derecho a  la ganancialidad vulnerado se ve debidamente resguardado al declarar inoponible el acto y tener en cuenta estos valores al momento de la liquidación de la sociedad conyugal. Entiendo que al haberse declarado inoponible el acto a la actora, ello ha sustraído la causa y el interés que puedan justificar la procedencia de la acción de simulación. En este sentido corresponde acoger la queja de los apelantes de M.t. y “Las Meladas S.A.”.

d.Conclusión: Por todo lo expuesto, propongo al Acuerdo, rechazar los recursos de apelación de fs.478 interpuesto por la  parte actora y el recurso de fs.484 incoado por el demandado M.T. Acoger parcialmente el recurso de fs.482,  interpuesto por “Las Meladas S.A.” y M.H.T. , en contra de la sentencia que rola a fs.454/461, y aclaratoria de fs. 469, y en consecuencia modificar parcialmente el resolutivo n. I de la sentencia en crisis el que queda redactado del siguiente modo: “I. Hacer lugar parcialmente a la demanda iniciada por....contra.... y en  consecuencia declarar la inoponibilidad de la constitución...(copiar todo lo que sigue) y rechazar la nulidad de transferencia de acciones. Así voto. Las doctoras Marsala y Carabajal Molina, dijeron que adhieren al voto que antecede.

2ªcuestión.— El doctor Furlotti dijo: Atento el resultado al cual se ha arribado, las costas de la instancia anterior cabe modificar las e imponerlas  por lo que prospera la demanda a la demandada vencida y por lo que se rechaza a la actora vencida (art.4 ley 3641). En la alzada las costas se imponen por los recursos de fs. 478 interpuesto por la parte actora y el por el recurso de fs.484 incoado por el demandado M.T., a los apelantes vencidos. (art.36 CPC). Por el recurso de fs. 482, interpuesto por “Las Meladas S.A.” y M. H. T., por lo que prospera a la parte apelada vencida y por lo que se rechaza a la apelante vencida.(art.4 ley 3641). Así voto. Las doctoras Marsala y Carabajal Molina, dijeron que adhieren al voto que antecede. Con lo que se dio por finalizado el presente acuerdo, procediéndose a dictar la sentencia que se inserta a continuación sentencia: Por lo que resulta del acuerdo precedente, el Tribunal resuelve:

1)Rechazar los recursos de apelación de fs. 478 interpuesto por la parte actora y el recurso de fs. 484 incoado por el demandado M. T.

2) Acoger parcialmente el recurso de fs.482, interpuesto por “Las Meladas S.A.” y M.H.T., encontra de la sentencia que rola a fs. 454/461, y aclaratoria de fs. 469, y en consecuencia modificar parcialmente el resolutivo n. I de la sentencia en crisis el que queda redactado del siguiente modo: “I. Hacer lugar parcialmente a la demanda iniciada por....contra.... y en consecuencia declarar la inoponibilidad de la constitución... (copiar todo lo que sigue) y rechazar la nulidad de transferencia de acciones. Y el resolutivo n.III: Imponer las costas por lo que prospera la demanda a la demandada vencida y por lo que se rechaza a la actora vencida (art.4 ley 3641).

3) Imponer las costas de la Alzada por los recursos de fs.478 interpuesto por la parte actora y el por el recurso de fs. 484 incoado por el demandado M. T., a los apelantes vencidos. (art. 36 CPC). Por el recurso de fs. 482, interpuesto por “Las Meladas S.A.” y M.H.T., por lo que prospera a la parte apelada vencida y por lo que se rechaza a la apelante vencida. (art. 4 ley 3641).

4) Diferir la regulación de honorarios hasta que existan elementos para ello. Notifíquese y bajen.—MaríaT. Carabajal Molina.—Silvina d.C.Furlotti.—Gladys D. Marsala.


¿Mejoramos el artículo?
Puntos: 5( 1 votos)



Publicado el 25/08/2018. Temas: Asentimiento Conyugal, Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Fraude entre Cónyuges


Fallos Relacionados


Responderemos a la brevedad tus comentarios: