Definición de vacaciones o vacación  



    Temporada, desde algunos días a varios meses, en que se cesa en el trabajo habitual, en los negocios, estudios, servicios, procesos y demás actividades, a fin de disponer de tiempo para un descanso reparador, para entregarse a ocupaciones personales necesarias o a las distracciones. A la necesidad de la recuperación de energías, en los dedicados a tareas corporales o de esfuerzo fisiológico preponderante; y a la de descargar la atención o la mente en los que realizan trabajos de aplicación intelectual, se han unido en esta práctica, convertida luego en derecho y aun deber, razones climáticas; ya que por lo común se destinan a las vacaciones los meses en que por el calor, y. en los climas glaciales por el frío, el organismo se encuentra menos propicio a la actividad obligada.
    Para el Derecho, las vacaciones ofrecen especial interés en las dos ramas que por separado se consideran:
    A. — En el Derecho Procesal. Las vacaciones judiciales, que comprenden no sólo a los jueces, magistrados y auxiliares de la justicia, sino indirectamente a todos los con ésta relacionados, como los abogados que ejercen, los procuradores y sus colaboradores, comprenden el período anual durante el cual suspenden su actuación los tribunales de justicia, aunque no para todos los asuntos, por atenderse los urgentes. Por lo general, las vacaciones judiciales más prolongadas se producen durante el verano, y abarcan desde un mes, como en la Argentina (el de enero), hasta dos o tres, en los países europeos (desde mediados de junio a los de septiembre, o el bimestre de julio y agosto).
    Además de esas vacaciones principales, los tribunales descansan en otras oportunidades hasta una semana aproximadamente, en las Navidades y por la Semana Santa, en todos los países de formación cristiana, que son ía casi totalidad de los europeos y americanos.
    Llevando el concepto de vacaciones a toda interrupción en las labores, pueden comprenderse todos los días inhábiles para el despacho; esto es, los días festivos y los días feriados (v.e.v.), que suelen coincidir, pero que no son lo mismo, ya que esta última denominación se reserva para indicar que los tribunales no actúan, con independencia de que sean días de fiesta para la generalidad de la población; e incluso los hay tan particulares como los días de estero y desestero, en que por el ajetreo y confusión material en los grandes tribunales, a la entrada y salida del invierno, no se practican diligencias.
    El art. 304 de la Ley de Enj. Civ. esp. determina que en ningún término se contarán aquellos en que no puedan tener lugar las actuaciones judiciales. "Tampoco se contarán los días de las vacaciones de verano en el término para interponer ante el Tribunal Supremo recurso de casación por infracción de ley, a no ser que verse sobre desahucios, actos de jurisdicción voluntaria, o cualquier otro negocio urgente de los que pueden decidirse en sala de vacaciones" (v.e.v.).
    En el enjuiciamiento criminal, como los delincuentes no descansan y las pruebas desaparecen con facilidad, no hay vacaciones para las actuaciones instructoras del sumario (art. 201 de la Ley de Enj. Crim. esp.).
    B. — En el Derecho Laboral. La cesación o suspensión del trabajo durante un plazo mínimo de una semana se entiende como vacaciones para los que prestan servicios bajo dependencia ajena. La consecución de las vacaciones remuneradas, porque las concedidas sin retribución no son apetecidas por los trabajadores, que han de procurar su sustento diario, ha sido una de las conquistas más regateadas a los trabajadores.
    Las vacaciones anuales pagadas, aun constituyendo también descanso físico o intelectual, son distintas del día que en cada semana de trabajo se dedica a la holganza, con el objeto de que el trabajador reponga sus fuerzas más imprescindibles. Hay dos clases de descanso: el semanal, que generalmente coincide .con el domingo, y otro anual, que se concede una vez por plazo que varía desde una semana hasta un mes (hábil o corrido), según las legislaciones, y de acuerdo generalmente con la antigüedad del trabajador en la empresa.
    En tanto que el descanso dominical (v.e.v.) cuenta con remotos antecedentes, sobre todo por razones de orden religioso, las vacaciones anuales pagadas constituyen una conquista muy reciente de la clase trabajadora. Si bien en los estatutos de las corporaciones de oficio, además del descanso dominical y el del sábado por la tarde, se establecían otras numerosas festividades, no puede afirmarse que constituyeran verdaderas vacaciones. Lo ocurrido es que en el presente, el número de días de fiesta* ha disminuido; en cambio se conceden vacaciones, en cierto modo equivalentes a la reunión de todas aquellas fiestas en determinado lapso; lo cual permite*al trabajador disfrutar de un descanso más continuado.
    Aunque existe un .precedente inglés de 1872, de vacaciones remuneradas en la industria, hasta muy entrado el siglo xx no se reconoce con amplitud legal esta aspiración. El Brasil, primer país americano en tal aspecto, no legisló sobre la materia hasta 1920; pero en la actualidad es ya principio laboral admitido incluso en las diversas Constituciones posteriores a esa fecha.
    En el Convenio 52 de la O. I. T., aprobado en 1936, se abordan las licencias anuales retribuidas para los que presten servicios en empresas industriales, de transporte, vialidad, comerciales, oficinas, hospitales, hoteles, restaurantes, espectáculos y diversos establecimientos. Han de ser de 6 días laborables mínimos por año; para los menores de 16 años y para los aprendices, de 12 días; lapso que debe aumentar con la antigüedad y que constituye beneficio irrenunciable.
    El descanso anual retribuido, como su propio nombre indica, debe ser abonado por el patrono; ya que, a la finalidad de que el trabajador reponga sus energías físicas, a la par que pueda disfrutar de cierto esparcimiento, se suma el que no deba trabajar durante el descanso en otra empresa para procurarse así mientras tanto el sustento. El descanso anual ha de ser continuado; poique, de fraccionarse, perdería su sentido y su eficacia.
    Durante las vacacionesy el trabajador, para no desnaturalizarlas, no ha de entregarse a ninguna otra actividad retribuida; porque aquéllas no son sino un descanso que se otorga al trabajador con goce de sueldo; por lo cual, ni legal ni moralmente, puede realizar trabajos retribuidos con otro patrono.
    Las vacaciones deben contarse por días hábiles y descontarse los feriados o festivos; ya que de incluirse éstos, habría trabajadores más beneficiados que otros. Sin embargo, en esta materia todavía se cometen muchas injusticias por casas o empresa* que les imponen a los trabajadores las vacaciones en periodos donde se acumulan dos o tres domingos y otras tantas festividades.
    La sustitución de las vacaciones no tomadas por el salario correspondiente es un acto de justicia, cuando no se pueden disfrutar aquéllas; pero convertir eso en sistemático, explotando la codicia del trabajador o abusando del poder patronal, constituye práctica viciosa, prohibida en algunas legislaciones, porque atenta contra la salud del trabajador.
    En caso de despido sin justa causa, el obrero o empleado tiene derecho a reclamar el pago de los días, de *vacaciones que le correspondan en proporción al tiempo de los servicios prestados.
    Cesarino Juniors expresa que "la naturaleza jurídica de las vacaciones remuneradas es doble: a) para el patrono es la de una obligación de hacer y de dar: de hacer, consintiendo el alejamiento del empleado durante el período mínimo fijado por la ley; y de dar, pagándole el salario equivalente; b) para el empleado, es al mismo tiempo un derecho, el de exigir el cumplimiento de las mencionadas obligaciones del patrono, y una obligación, la de abstenerse de trabajar durante eL período de las vacaciones. Es lógico que, de esta obligación, surja para el patrono un derecho, que es el de exigir su cumplimiento".
    En la Argentina, las vacaciones laborales fueron reconocidas por la Ley 11.729, extendida a todos los trabajadores (y no sólo a los empleados de comercio) por el Dec. 1.740 de 1945. El art. lo de este texto determina que toda persona que trabaje por cuenta ajena, y bajo dependencia de un patrono,* sin más excepciones que las legales, gozará de un período mínimo y continuado de descanso anual remunerado de 10 días (que no se establece hayan de ser hábiles), cuando su antigüedad en el servicio no exceda de 5 años; y de 15 días, cuando sea mayor la antigüedad. Para tener derecho a las vacaciones, el trabajador ha de haber prestado servicios durante la mitad, como mínimo, de los días hábiles entre el 1 En la Ley esp. dé contrato de trabajo se fijan en el art. 45 las vacaciones retribuidas: "El trabajador tendrá derecho a un permiso anual retribuido, al menos de 7 días laborables ininterrumpidos, o de mayor duración, si así lo estableciere su reglamentación de trabajo, disfrutando en la fecha que fije de común acuerdo con su empresario, o en la que ordene el magistrado del trabajo en caso de desacuerdo. La retribución en metálico correspondiente al permiso será abonada por el empresario el empezar su disfrute; y la retribución en especie, si la hubiere, lo será como de ordinario o debidamente compensada." Cuando el trabajador dejare de prestar sus servicios antes de haber disfrutado el permiso anual retribuido, percibirá la parte proporcional que le corresponda.
    "No se podrá compensar el no disfrute de permiso retribuido con el pago doble del salario durante los días que deba disfrutarse aquél; a no ser por resolución del magistrado del trabajo, cuando el trabajador reclame del empresario el cumplimiento de dicha obligación y haya dejado de prestar sus servicios, pues en otro caso el magistrado señalará la fecha en que deba disfrutar las vacaciones atrasadas y reclamadas.
    "Si el trabajador, durante sus vacaciones retribuidas, realizar* para sí, o para otro, trabajos que contraríen la finalidad del permiso, deberá reintegrar al empresario la remuneración percibida correspon- diente a las vacaciones.


    Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra v >> Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral >> vacaciones o vacación

Palabras cercanas a la(s) palabra(s) 'vacaciones o vacación':
v-1 v-2.
vaal.
vaca
"vaca. "
vaca de castro, cristóbal.
vaca marina.
vacabuey.
vacación
    >> vacaciones o vacación
vacada
"vacada. "
vacado
vacaje.
vacancia
"vacancia. "
vacante
"vacante. "


¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           
     


Gana dinero con Payooner
Cantidad de vistas: 845






Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...

    Comparte ...!