Definición de usura  



    En sentido estricto, el interés o precio que recibe el mutuario o prestamista por el uso del dinero prestado en el contrato de mutuo o préstamo; de acuerdo con la etimología de usu, cual precio del uso. El contrato de mutuo o de préstamo, aun siendo normal el interés. En significado más amplio, y casi el predominante ya, usura es sinónimo de excesivo interés, de odiosa explotación del necesitado o del ignorante, de precio o rédito exagerado por el dinero anticipado a otro, que debe devolverlo además de abonar tales intereses. Figuradamente, todo provecho, utilidad que se obtiene con una cosa; y de modo especial cuando es grande o excesivo.
    De acuerdo con una división tradicional, Escriche expone las principales clases de usura: a) la lucrativa, que se percibe sólo por sacar algún provecho de la cosa prestada; b) la compensatoria, la recibida como indemnización por la pérdida que sufre el prestamista, o de la ganancia de que se le priva por causa del préstamo; c) la punitoria, cuando se exige o se impone como pena por la morosidad o tardanza del deudor en satisfacer la deuda.
    Por la forma do constitución, se distingue entre la convencional, estipulada por las partes; y la legal, debida en ciertos casos por derecho o ley. (v. INTERÉS LEGAL.) Se denomina anticrética la usura cuando el deudor entrega al acreedor una heredad, para que perciba los frutos y se haga con ellos pago del principal e intereses. (v. ANTICRESIS.) La usura doble, conocida también como usura de usura, o anatoeismo (v.c.v.), consiste en la unión do los intereses al capital, para producir, juntos, nuevos y mayores intereses, (v. INTERÉS COMPUESTO.) Los teólogos, gomo recuerda el autor cit., distinguen oirás especies de usura: como la mental, el ánimo o esperanza que tiene el prestador de que el mutuario le devuelva algo más de lo prestado; la expresa, manifiesta o formal, cuando se fija el interés o lucro que ha de satisfacerse además de la cantidad prestada; y tácita, virtual o paliada, si se comete no por razón del mutuo formal, sino por otro contrato en ia que se halla embebida.
    La usura ha hecho que los ingenios prueben su fertilidad en todos los tiempos, y apenas hay contrato que no haya provocado una vía para que la usura penetre, con apariencia legal y seguridad para los usureros. Así, se ha valido, según los tiempos, además del préstamo directo, con simulación de entrega de mayor capital o confesión de imaginaria deuda, de estas formas: 1 la permuta, ya por cambio de cosas de desigual valor, ya determinando que esa diferencia deba compensarse con una cantidad desproporcionada; 2* la compraventa, fingiendo el vendedor enajenadas cosa9 que en realidad eran ya del comprador, donde el precio es el capital y los intereses exagerados de la operación; 3* la sociedad, fingiendo aportado por uno de la sociedad capital mayor a la suma prestada, o asignándole beneficios desproporcionados con la actividad; 4 la fianza, cuando el fiador paga por el deudor mediante el beneficio de un interés desproporcionado; 5* la anticresis, por ser muy superiores a los intereses los frutos de la heredad que se cede para compensarlos; 6 la hipoteca, por simular la cantidad entregada; 7* la donación remuneratoria, si el prestamista permite que tal donación implique un interés por encima del normal o lícito; 8*, el mandato, si los anticipos o desembolsos del mandatario son retribuidos con creces sobre el interés corriente; 9* en el seguro, por ser los riesgos mínimos o la prima exagerada; 10. los censos, ya por lo elevado de la pensión o por alterar el capital entregado.
    La usura ha sido cuestión que ha agitado a la humanidad desde los albores de su organización económico jurídica, por contraponerse intereses (estos humanos) muy poderosos: la apremiante necesidad del que pide, para salvar una situación, que, remediada, le permite tildar de explotador al que recurrió como salvador; el ansia de colocar los capitales a rendimiento rápido, sin lo aleatorio y reducido de las explotaciones agrícolas, y sin los azares del comercio. También, el espíritu de iniciativa entre los carentes de capital; que buscan a los ricos o ahorrativos, para que les anticipen medios con que lanzarse a empresas, arriesgadas unas veces (y de ahí la tasa mayor que el prestamista o mutuante exige) o de segura remuneración, que lleva por justicia a tolerar unos réditos mayores. En efecto, quien pide 1.000 para ganar con ello 10.000, no puede estimar usurero al que le pida otro tanto del préstamo; ya que en ello cabe descubrir incluso una relación de sociedad especial, no distante de la del socio comanditario, que aporta capital, y espera las resultas de la gestión del socio colectivo; con la peculiaridad de haberse estipulado un alto y fijo interés en el caso de préstamo.
    Como se expone con mayor amplitud al tratar del interés (v.e.v.) y sus principales especies, dos sistemas se disputan la hegemonía en materia de interés del dinero. Uno de ellos pide la mayor libertad, y entrega la tasa del interés a la ley de la oferta y de la demanda, a los acuerdos de las partes, libres para convenir según sus necesidades, acerca del empleo del dinero y los perjuicios que al prestamista se le irroguen por desposeerse durante cierto tiempo de lo suyo. El otro sistema reclama la limitación del interés; que no pase el precio del uso del capital de una suma moderada, que retribuya los riesgos que puedu correr el prestamista; pero sin permití, que éste abuse de quien, encontrándose necesitado, debe aceptar las duras condiciones dé un explotador, sin regatearlas ni discutirlas. Y hacia este sistema se inclina la humanidad, sin desterrar del todo a los usureros.
    A ello ha contribuido no sólo la mayor cultura y la mejora de las condiciones generales de la clase trabajadora, sino la difusión del crédito público, a través de los bancos y de instituciones oficiales, como los pósitos, y en otro sentido las cooperativas y las cajas mutuales de los cuerpos y profesiones.
    Sobre el aspecto principal de la usura, v. PRÉSTAMO USURARIO.
    La sanción contra la usura puede tener y tiene carácter civil y penal. La usura constituye delito cuaudo ha sido prevista en la ley penal, lo cual lleva consigo ciertas consecuencias en la ley civil también; pues no resulta conveniente que el contrato, que tiene para las partes la misma fuerza de la ley, se convierta en elemento perturbador de la moral, que consienta o facilita la opresión del económicamente débil por el fuerte. Quien ante una situación de vida o muerte, fundamental para su honor o ia tranquilidad familiar, se ve obligado a pedir una suma prestada, no da un consentimiento libre; por lo menos cuando ese interés supera con mucho al normal del dinero. Los códigos no sirven para amparar abusos, y la libertad contractual debe ser limitada allí donde dé origen a imposiciones que anulan la voluntad de los contratantes.
    Hoy, en casi todos los países, se limita el interés del dinero, para impedir la usura; ya declarando la nulidad de los contratos, la ausencia de obligación de cumplirlos por el deudor; ya reforzando esos medidas con imposición de penas, porque no deja de robar al prójimo quien le saca más dinero del justo por razón de sus necesidades o ignorancia. Cuando por la ley no se encuentre establecida la tasa del interés, la jurisprudencia restablece en sus verdaderas proporciones la autonomía de la voluntad, y declara sin efecto las obligaciones que por su origen o circunstancias son injustas a la luz de la sana moral.
    Concorde con la legislación contra la usura, que se adopta resueltamente, en España, por la ley de 1908, debida a la inspiración de Azcárate, el Cód. Pen. dedica uno de sus capítulos a esta calamidad. Las figuras penadas son: 1* la práctica habitual de préstamos usurarios (pena: presidio menor y mulla hasta de 50.000 pesetas) ; 2* encubrimiento con alguna forma contractual de un préstamo real, aunque no haya habitualidad (igual pena) ; 3 el abuso de la impericia o pasiones de un menor, cuando se le haga otorgar en su perjuicio alguna obligación, descargo o transmisión de derechos por razón de préstamo de dinero, crédito u otra cosa mueble, bien aparezca el préstamo claramente. bien se halle encubierto bajo otra forma (igual pena) ; 4 no llevar, hallándose dedicuilo a la industria de préstamos sobre prendas, sueldos o salarios, libros o no asentar en ellos, sin claros ni entrerrenglonados, las cantidades prestadas, los plazos o intereses, los nombres y domicilios de los írselas reciban, la naturaleza, calidad y valor de los objetos dados en prenda y las demás circunstancias reglamentarias (pena: multa de 1.000 a 10.000 pesetas); 5® no dar el prestamista resguardo de la prenda o seguridad recibida (pena: mulla de 1.000 pesetas como mínimo hasta el quíntuplo del valor de la garantía), según los arts. 542 y ss. del cód. cit. (109, 4.207, 4.565, 4.814, 5.403.)

    Más Definiciones del Diccionario Derecho Penal


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra u >> Más Definiciones del Diccionario Derecho Penal >> usura
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           



Cantidad de vistas: 1057
[ Destacado del año]:   Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[ Destacado del mes ]:   Jurisprudencia en Fallos judiciales


[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. 2544
  2. distintivo
  3. huevón
  4. hueón
  5. per sponsionem
  6. que es un viaje open law
  7. reivindicatio utilis
  8. mangas acuchilladas
  9. adjudicar
  10. adjudicaron
  11. casa patrucial
  12. depurado
  13. dique
  14. enfoque
  15. huevón?fbclid=iwar35gcgepqtfbxgjbeic...
  16. inciso f
  17. muñiga
  18. otorgar
  19. per sponsionem?fbclid=iwar2ureoz0cnxa...
  20. que es un viaje open jaw

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...