Art. 504 del Codigo Civil y Comercial


    C.C.C. Comentado >> LIBRO SEGUNDO - RELACIONES DE FAMILIA >>
    TITULO II - Régimen patrimonial del matrimonio >>
    CAPITULO 2 - Régimen de comunidad >
    SECCION 8ª Partición de la comunidad >>
    << Art Anterior || Art Siguiente >>

    Bigamia. En caso de bigamia y buena fe del segundo cónyuge, el primero tiene derecho a la mitad de los gananciales hasta la disolución de su matrimonio, y el segundo a la mitad de la masa ganancial formada por él y el bígamo hasta la notificación de la demanda de nulidad.

    I. RELACIÓN CON EL CÓDIGO CIVIL. FUENTES DEL NUEVO TEXTO

    Contraer un matrimonio sin estar disuelto el anterior es presupuesto de lo que se caracteriza como bigamia (bi y gamos, casados dos veces). En el derecho romano no se le otorgaba ningún efecto al matrimonio nulo aunque hubiera existido buena fe por parte de ambos contrayentes, situación ésta que fue atemperada por el derecho canónico quienes concibieron la teoría del matrimonio putativo a los fines de mitigar el rigor de privar ex tunc de todo efecto a las nupcias anuladas cuando medió buena fe al menos de uno de los esposos. Con esos alcances nuestra legislación atenúa el rigor de la retroactividad propia de las nulidades estableciendo la validez de la unión viciada hasta la sentencia y disponiendo los efectos para el futuro (ex nunc), configurando de esta manera una excepción al principio general en materia de efectos de las nulidades. El art. 1316 del Cód. Civil según ley 23.515 establecía que "Si ha habido bigamia, y en el segundo matrimonio aparente, la mujer ha sido de buena fe, la esposa legítima tiene derecho a la mitad de los gananciales adquiridos hasta la disolución del matrimonio. La segunda mujer podrá repetir contra la parte de gananciales del bígamo y contra los bienes introducidos por él durante el matrimonio legítimo, los gananciales que le hubiesen correspondido durante su comunidad con él, si el matrimonio hubiese sido legítimo". La crítica que se realizaba a la norma transcripta radicaba en que consagraba una especie de castigo al cónyuge bígamo al cual podía llegar a no corresponderle percibir bien ganancial alguno. A su vez podía también anularse el derecho hereditario que tenían los descendientes del bígamo de ambas uniones, o sus ascendientes, lo que no parece justo. Sus fuentes son el art. 496 del Proyecto de 1998 y 555 del Proyecto de 1993.

    II. COMENTARIO

    Jurisprudencialmente se sostenía que la normativa sucesoria y de la sociedad conyugal debían armonizarse en el supuesto de concurrencia de la esposa, un hijo y la esposa putativa del difunto, propiciándose que los bienes gananciales denunciados en el sucesorio se dividen adjudicando a la esposa legítima la mitad de los adquiridos hasta la disolución de su matrimonio y que la mitad restante, que corresponde al causante, se reparte por partes iguales entre el descendiente y la segunda esposa. Y en otra especie fue aclarado que para la cónyuge putativa el único bien ganancial adquirido durante la unión legítima se distribuye en un 50% para la esposa legítima y el otro 50%, a título hereditario, entre cada uno de los hijos, por cabeza, y la esposa putativa como un hijo más, pues para ella dicho bien no es reputado ganancial. La norma comentada establece que si el segundo cónyuge fuere de buena fe, el primero tiene derecho a la mitad de los gananciales hasta la disolución de su matrimonio, el segundo a la mitad de la masa ganancial formada por él y el bígamo hasta la notificación de la demanda de anulación. Pero pareciera no quedar claro cómo participan cada uno en la superposición de las comunidades ya que los gananciales que adquiere el cónyuge bígamo lo son de ambas uniones, salvo que la interpretación fuera que el segundo cónyuge perdería su derecho a ellos, cuestión ésta que tampoco parece muy justa. Pero quizás la solución podría provenir del art. 480, que establece la retroactividad en la extinción de la comunidad mediando separación de hecho previa al día en que aquélla acaeció. Si bien la norma apuntada no se refiere al supuesto de nulidad ya que ésta tiene su propia solución en el art. 428, podría ser una respuesta equitativa que del primer matrimonio la comunidad se extendiese hasta la separación de hecho y del segundo desde su comienzo hasta la sentencia que declara la nulidad.

    III. JURISPRUDENCIA

    Los bienes gananciales denunciados en el sucesorio se dividen adjudicando a la esposa legítima la mitad de los adquiridos hasta la disolución de su matrimonio y la mitad restante, que corresponde al causante, se reparte por partes iguales entre el descendiente y la segunda esposa (CCiv. y Com., Morón, 12/6/1980, ED, 103-93). Para la cónyuge putativa el único bien ganancial adquirido durante la unión legítima se distribuye en un 50% para la esposa legítima y el otro 50%, a título hereditario, entre cada uno de los hijos, por cabeza, y la esposa putativa como un hijo más, pues para ella dicho bien no es reputado ganancial (CNCiv., sala G, 12/4/1988, LA LEY, 1990-B, 135; ED, 131-224). Tratándose del supuesto de la vocación hereditaria del cónyuge legítimo y el consorte putativo de buena fe, cuando acuden ambos a la sucesión del bígamo, la aplicación analógica del art. 1316 del Cód. Civil pierde razonabilidad, si no se ha invocado la existencia de ningún bien ganancial perteneciente a la sociedad conyugal (CNCiv., sala B, 15/5/1980, ED, 88-498). En el caso de muerte del bígamo, si el único bien ganancial hubiere sido adquirido durante la primera unión; el cónyuge legítimo recibirá el 50% de ese bien, debiendo el cónyuge de la segunda unión concurrir junto a los descendientes del causante en el restante 50% como un hijo más ya que en lo que a ella se refiere el bien no es ganancial (CNCiv., sala G, 12/4/988, LA LEY, 1990-B, 135 -ED, 131-225). LEY 26.994/14 CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION LIBRO SEGUNDO. RELACIONES DE FAMILIA TITULO III. UNIONES CONVIVENCIALES CAPÍTULO 1. CONSTITUCION Y PRUEBA Comentario de Guillermo Roveda y Patricia S. Giovannetti

    I. Introducción



    II. Antecedentes históricos.



    III. Diferentes modelos para regular las uniones

    CAPITULO I CONSTITUCIÓN y PRUEBA. Arts. 509 al 512

    Comentario Infojus del Art. 504 del C.C.C.N

    El articulo-504, se relaciona con el/los artículo/s antiguamente en el Código Civil Velezano
    ¿ No encontraste lo que buscabas? : Haz tu pregunta en el Foro

    Si no encontró el comentario de este Articulo revise el siguiente art. : Art Siguiente >>


    Artículo actualizado vigente de la Republica Argentina
    Fecha de vigencia: apartir del 1 de Agosto del Año 2015
    Fuente de información: infojus: Fuente: Infojus Codigo Comentado
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet

Noticias Destacadas:

Buscar en el sitio:


    • Codigo Civil Velezano Anotado  
    • Mapear Código de Velez

Síguenos en ...