Definición de delito  



    Etimológicamente, la palabra delito proviene del latín delictum, expresión también de un hecho antijurídico y doloso castigado con una pena. En general, culpa, crimen, quebrantamiento de una ley imperativa. Cumplimiento del presupuesto contenido en la ley penal, que el delincuente no viola.
    sino observa. Para comprobarlo, consideremos, por ejemplo, el primero de los artículos que describen delitos en el Cód. Pen. esp.; dice así: "El español que indujere a una potencia extranjera a declarar la guerra a España, o se concertare con ella para el mismo fin, será castigado con la pena de reclusión mayor o muerte" (art. 120). Pues bien, si un español induce a una potencia extranjera a declarar la guerra a España... se limita a cumplir con la ley penal, que luego se encargará de cumplir con él el anuncio o amenaza penal, a través de la organización judicial y penitenciaria.
    El tít. I de la Part. VII considera delitos, en su proemio, "lós malos hechos que se hacen a placer de una parte, y con daño y deshonra de la otra". El Cód. Pen. esp. inserta este concepto legal, quizás innecesario: "Son delitos o faltas las acciones y omisiones voluntarias penadas por la ley". La voluntariedad se presume, salvo prueba en contrario. Pero esta voluntad puede presentar dos aspectos o intensidades en relación con el mal; cuando equivale a malicia, engendra los delitos dolosos, la mayoría y los más graves; cuando configura imprudencia (art. 565> da lugar a los delitos culposos, reprimidos con menor penalidad.
    El catedrático español Luis Jiménez de Asúa ha difundido una definición técnico jurídica muy completa. Estima delito, el acto típico, antijurídico, imputable, culpable, sancionado con una pena y conforme a las condiciones objetivas de punibilidad. La examinaremos sucintamente. El acto abarca tanto la acción como la omisión, formas ambas de manifestación espontánea y motivada de la voluntad. La manifestación voluntaria ha de originar un resultado, y entre aquélla y éste ha de haber necesaria relación de causalidad. Para que ese acto, humano y con un efecto, resulte delictivo, ha de estar descrito en el Cód. Pen., .o en cualquiera otra norma vigente represiva; ha de ser típico. Aun inserto un acto típico en la ley, puede no ser delito, si no es antijurídico; pues la muerte de un semejante puede encontrarse plenamente justificada, como en guerra, en legítima defensa o al ejecutar a un r«t> condenado a la pena capital. Concurriendo en el acto la tipicidad y la antijuricidad, cabe que el agente no sea imputable, por desconocen la idea de deber o no tener el dominio de sus facultades mentales; como en caso de locura o si se trata de un niño de cortísima edad. Aun concurriendo la imputabilidad normal, resulta posible que el hecho no sea culpable, por haberlo causado sin dolo ni culpa, por simple caso fortuito; por ejemplo, el cazador que, sin advertirlo, matare a un descuidado o imprudente que dormía oculto entre el ramaje de una finca dedicada a cacerías. Aun apreciada la culpabilidad, por omisión del legislador o por la novedad del hecho, podría no estar el acto sancionado con una pena; lo cual obliga al tribunal a abstenerse de todo procedimiento (art. 29 del Cód. Pen. esp,). Para complemento, ha de ser conforme a las condiciones objetivas de punibilidad; pues, aun dándose todos los demás requisitos expuestos, el legislador exceptúa a veces de la-punición el delito, por razones especiales, como las fundadas en el próximo parentesco en caso de encubrimiento, defraudaciones y daños (art. 564).
    Entre otras definiciones difundidas del delito cabe citar la de Carrara: la "infracción de la ley del Estado promulgada para proteger la seguridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre, positivo o negativo, moralmente imputable y políticamente dañoso"; la de Ferri: "Acción punible determinada por móviles individuales y antisociales, que perturba las condiciones de vida y contraviene la moralidad media de un pueblo dado y en un momento determinado"; la de Carmignani: "Acto humano contrario a la ley"; la de Garófalo, referida al llamado por él "delito naturaT*: "La violación de los sentimientos altruistas fundamentales de piedad y probidad, en la medida en que son poseídos por una sociedad determinada".
    En el Cód. Pen. arg. no existe definición de delito; y por tal ha de tenerse cada una de las figuras enumeradas en el articulado de sq libro II. Por el contrario, el Cód. Pen. del Uruguay adopta con escasas .variantes el concepto del texto español.
    En todo delito se da: un sujeto, el que quebranta la norma jurídica positiva, el delincuente; un objeto, el derecho violado; y un fin, la perturbación del orden jurídico. Siempre dentro del delito como fenómeno jurídico, se caracteriza también basándose en tres elementos: a) un hecho exterior que viole un derecho o un deber previamente establecido por el legislador; b) uno o varios sujetos, autores del acto; c) un vínculo moral que enlace al autor con su hecho.
    Diferencia grande existe entre el delito concebido dentro del Derecho Penal y en el Derecho Civil. El primero requiere una norma positiva establecida por el legislador y la lesión jurídica causada por el delincuente; mientras que, en lo civil, conforme a la definición del art. 1.072 del Cód. Civ. arg., se llama delito: "el acto ilícito ejecutado a sabiendas y con intención de dañar la persona o derechos". Se necesita, pues, examinar el delito tanto desde el punto de vista de la legislación penal como desde la civil. Ambos se unifican, el delito civil y el penal, por exigir un daño, una intención y una acción u omisión. Pero el Derecho Penal impone la existencia de una norma previa, infringida por el delincuente, o que describa su acto y lo pene; por el contrario, al Derecho Civil le basta con la intención de dañar, aunque no esté descrita en texto alguno la forma empleada en el caso concreto. Vela aquél por el interés social; este otro tiene presentes los intereses privados o particulares.
    Por la gravedad de los hechos punibles, cabe una división tripartita o bipartita. La primera, carente de utilidad, es la adoptada por el Cód. Pen. francés, que distingue entre crímenes, delitos y jaitas o contravenciones. El Cód. Pen. esp. sólo admite dos clases de infracciones: delito y falta. El Cód. Pen. arg. adopta una actitud exclusivista: sólo se ocupa de los delitos; por entender que las faltas presentan carácter de infracción administrativa o de simple policía.
    Los delitos pueden también dividirse: a) en relación con el sujeto activo, en individuales, colectivos, comunes y especiales; b) con respecto al sujeto pasivo, en personales y sociales, estando en el primer grupo comprendidos el homicidio, rapto, hurto, etc.; y en el segundo, la rebelión, la sedición, etc.; c) por el elemento material, en materiales, formales, instantáneos, continuos, consumados, tentados, frustrados; d) por el elemento jurídico objetivo, en simples y complejos, según lesionen un solo derecho (homicidio, estafa) o violen más de una norma con un solo acto (como el que incendia para robar); e) según el procedimiento, en privados y públicos; f) por el criterio legal, variable de un ordenamiento nacional a otro.
    En relación con el sistema legislativo, indicaremos la clasificación adoptada por el Cód. Pen. esp. en su lib. II, según la denominación de los títulos respectivos: I. Delitos contra la seguridad exterior del Estado; II. Contra la seguridad interior del Estado; III. Falsedades; IV. Delitos contra la administración de justicia; V. De la infracción de las leyes sobre inhumaciones, de la violación de sepulturas y de los delitos contra la salud pública; VL De los juegos y rifas; VJI. Delitos de los funcionarios en el ejercicio de sus cargos; VIII. Delitos contra las personas. IX. Contra la honestidad; X. Contra el honor; XI. Contra el estado civil de las personas; XII. Contra la libertad y seguridad; XIII. Contra la propiedad; XIV. De la imprudencia punible; o sea, los delitos culposos simplemente.
    En el Cód. Pen. arg. y también en el lib; II, se distribuyen así por títulos: I. Delitos contra las personas; II. Contra el honor; III. Contra la honestidad; IV. Contra el estado civil; V. Contra la libertad; VI. Contra la propiedad; VII. Contra la seguridad pública; VIII. Contra el orden público; IX. Contra la seguridad de la nación; X. Contra los poderes públicos y el orden constitucional; XI. Contra la administración pública; XII. Contra la fe pública.
    Además de las anteriores clasificaciones, inspiradas en las figuras de delito, en los grandes grupos o familias que integran, cabe desprender otras de distinta naturaleza contenidas en el propio Derecho positivo. En efecto, el Cód. Pen. esp., dentro del concepto extenso de delito que, en otra definición indirecta legal, resulta ser "la infracción penada por la ley", inserta en el art. 6? una división basada en la gravedad de la pena: pues distingue entre delitos propiamente dichos y faltas. Suprime así este precepto, en la redacción de 1932, la antigua fórmula, meramente teórica, que en 1870 incluía también los crímenes. La nueva disposición dice así: "Son delitos las infracciones que la ley castiga con penas graves. Se reputan faltas las infracciones a que la ley señala penas leves".
    Por la fase ejecutiva, el Cód. admite también tres variedades en el delito: el intentado, el frustrado y el consumado (art. 39). Cabría agregar el preliminar: en las dos formas de propuesto (o proposición criminal) y preparado (o conspiración delictiva), (v. las voces principales cit.) Finalmente, el texto legal esp. distingue entre los delitos que el Cód. Pen. rige (los comunes) y los sometidos a leyes distintas (los especiales), según el texto del art. 79.
    Como simple vistazo estadístico, se insertan los resultados de 1951, publicados por la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos. Los delitos, que continuaban su marcha ascendente en cantidad, habían alcanzado la cifra de 1.882.160 de gravedad. El promedio diario era, por tanto, de 5.157 delitos. De ellos, 34 homicidios, 46 violaciones, 143 robos en general, 215 atracos, 540 robos de automóviles, 1.115 robos con escalamiento y 3.054 hurtos. La edad más propensa al delito, la de los 23 años; quizás por combinar la exaltación de las pasiones carnales y políticas, la rebeldía social, la repulsión inicial del trabajo, el afán de rápida fortuna, la ausencia de responsabilidad familiar, etc.
    La doctrina y legislación relacionadas con el delito, materia inagotable, se amplía en las numerosas variedades incluidas en las voces que siguen y en estos artículos fundamentales: ANTIJURIDICIDAD, AUTOR, CÓMPLICE, CONSUMACIÓN, CONTRAVENCIÓN, CRIMEN, CUERPO DEL DELITO, CULPA, CULPABILIDAD, DOLO, ENCUBRIDOR, EXCUSA ABSOLUTORIA, FALTA, FIGURA DE DELITO, FRUSTRACIÓN, IMPUTABILIDAD, PENA, TEN- ! TATIYA, TIPICIDAD. (56, 57, 192, 560, 760, 1.072, 1.131, 1.155, 1251, 1260, 1263, 1264, 1265, 1277, 1.427, 1.481, 1.567, 1.574, 1.605, 1.610, 1.627, 1.629, 1.635, 1.949, 1.960, 2932, 2949, 2.128, 2.151, 2.153, 2.154, 2.173, 2318, 2.378, 2.460, 2.575, 2.576, 2377, 2.578, 2392, 2.944, 2.960, 3.167, 3272, 3273, 3.274, 3307, 3314, 3340, 3.345, 3.464, 3.537, 3.974, 4.082, 4.172, 4260, 4.816, 4.967, 5.192, 5214, 5.527, 5.607, 6918, 6.484, 6330, 6.647, 6.751.)

    Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra d >> Más Definiciones del Diccionario Derecho Laboral >> delito
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           
     



Cantidad de vistas: 2010
[ Destacado del año]:   Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[ Destacado del mes ]:   Jurisprudencia en Fallos judiciales


[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. incredulidad
  2. valvasino
  3. filiación
  4. hostigar
  5. hueco
  6. agotamiento
  7. derecho particular
  8. matrimonio cum manu
  9. edicto
  10. derogar
  11. legitimarios
  12. lex cincia
  13. matrimonio aparente
  14. mutacion
  15. ordinem
  16. organizacion
  17. anillo en roma
  18. constituyente
  19. corresponde a carta
  20. fiscal

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...