Definición de posesion


    Estrictamente, el poder de hecho y de derecho sobre una cosa material, constituido por un elemento intencional o ánimas (la creencia y el propósito de tener la cosa como propia) y un elemento físico o corpas (la tenencia o disposición efectiva de un bien material). Tenencia. Detentación. Goce o ejercicio de un derecho. | | Bien o cosa poseída. Apoderamiento del espíritu humano por otro, que lo domina y gobierna o extravía. Cópula carnal.
    Posiblemente, el concepto de posesión sea el más sutil y discutido del Derecho Privado. Sin pretensiones de terciar en problema quizás irresoluble, ya que las épocas y el Derecho positivo influyen poderosamente en la cuestión, cabe citar la opinión de diversos autores. Así, para Planiol y Ripert se trata del ejercicio de un; simple poder de hecho sobre una cosa, que corresponde exteriormente al ejercicio de un derecho. Para el Vocabulaire juridique, "situación del que ejerce de hecho prerrogativas anejas a un derecho y se comporta como su titular verdadero. Se refiere particularmente a lo que concierne a los derechos reales".
    Alcubilla establece una interesante gradación en relación del hombre con las cosas y en la superación de los poderes jurídicos sobre las mismas. Declara que debe distinguirse entre la mera detentación, la detentación legal y la posesión, que en último término viene a ser la doctrina del Cód. Civ. esp., sin otra diferencia que la consistente en denominar posesión a la detentación legal. Es mera detentación la ocupación de la cosa sin título, sin buena fe, indebida, viciosa o clandestinamente o por .mera tolerancia del dueño. Detentación legal o posesión natural o tenencia es la posesión a nombre de otro; la precaria, la que tienen o ejercitan el arrendatario, el comodatario, el usufructuario, el administrador, etc. Posesión verdadera es la que se ejercita en concepto de dueño, por sí o por otro, con intención de haber la cosa o derecho como suyo, con buena fe, cuidando que aquellos de quien las reciben han derecho de las enajenar, como dicen las Partidas, y en virtud de título hábil para transferir el dominio de la cosa o derecho: compra, donación, cambio u otra razón semejante.
    Dentro de los textos positivos, la ley 1* del lít. XXX de la Part. III dice que: "Posesión es tenencia derecha que el hombre ha en las cosas corporales, con ayuda del cuerpo y del entendimiento". El Cód. Civ. arg., en su art. 2.351, dispone: "Habrá posesión de las cosas, cuando alguna persona, por sí o por otro, tenga una cosa bajo su poder, con intención de someterla al ejercicio de un derecho de propiedad". El Cód. Civ. esp. define dualmente la posesión en su art. 430, que declara: "Posesión natural es la tenencia de una cosa o el disfrute de su derecho por una persona. Posesión civil es esa misma tenencia o disfrute unidos a la intención de haber la cosa o derecho como suyos".
    En caracterización sintética se ha dicho que la posesión es el ejercicio de hecha de un derecho, que podría completarse agregando que pretende convertir el hecho en derecha. Planiol, haciendo pie en el estado de hecho que la posesión constituye, manifiesta que consiste en tener una cosa a nuestra disposición y realizar sobre ella actos materiales de uso o de transformación. Según una doctrina tradicional, que procede del Derecho romano; la posesión se compone de dos elementos, uno material, llamado cor- pus, y otro espiritual, denominado animus. Siguiendo & Planiol, el otrpus no ca Otra cosa que el conjunto de hechos que constituyen la posesión. Ést09 son los actos materiales de la tenencia, de uso, de goce, de transformación cumplidos sobre la cosa. En cuanto a los actos jurídicos, no pueden servir para constituir el elemento corporal de la posesión. El animus, o elemento incorporal, es la intención, en el que posee, de proceder por su propia cuenta. Así, algunas veces se denomina animus domini o animus rem sibi habendi. Los dos elementos, el intencional y el material, pueden darse en la posesión: el elemento intencional, la intención de convertirse en propieta- rio, es en principio requisito exigido en la persona misma que debe poseer. Pero en el caso de un loco o de un niño podrá admitirse que la posesión sea adquirida por la intención de otro, de un tercero. En cuanto al elemento material, no resulta necesario que los actos de goce sean realizados por la misma persona, pues cabe que los cumpla un tercero.
    Las cosas incorporales, como las servidumbres, acciones y derechos, no pueden ser objeto de posesión material, y por ello se denomina cuasiposesión su uso, goce o disfrute. No obstante, el Cód. Civ. francés supone que la posesión puede no ser de cosas incorporales, sino de meros derechos; mientras que las leyes romanas declaraban que sólo podían poseerse las cosas corporales.
    * Acerca de la oposición secular que mantienen posesión y propiedad, ya que todo propietario desposeído tiende a vencer al poseedor valiéndose de la acción revindicatoria, mientras que todo poseedor aspira a convertirse en propietario y anular la reclamación del dueño anterior al consagrar su estado de hecho por medio de la usucapión (v.e.v.), y aun cuando exista la coincidencia de ambas instituciones en 1* ocupación (donde el poseedor es automáticamente propietario), resultan de interés las consideraciones que al respecto hace Escriche. Declara que en el estado primitivo del género humano, todas las cosas se adquirían por la ocupación, se conservaban por la posesión, y se perdían con ella; de modo que la posesión se confundía entonces con la propiedad. El establecimiento del Derecho Civil hizo de ellas dos cosas distintas o independientes: la posesión no fué ya sino el mero hecho de tener la cosa, y la propiedad llegó a ser un derecho, un vínculo moral entre la cosa y el propietario, vínculo que ya no pudo romperse sin su voluntad, aunque la cosa no estuviese en su mano; en una palabra, pudo uno ser propietario sin poseer la cosa, o poseerla sin ser propietario. Tú tienes mi reloj en tus manos, he aquí el hecho de la posesión; pero el reloj continúa siendo mío, yo puedo disponer de él, venderle o darle, he aquí el derecho de propiedad. Sin embargo, la posesión, separada de la propiedad, ha conservado muchas de sus antiguas prerrogativas: así es que sirve de base a la prescripción, atribuye los frutos al poseedor de buena fe, y se reputa unida con la propiedad mientras no se pruebe lo contrario. Posesión, pues, generalmente hablando, es la tenencia de una cosa corporal.
    La posesión es protegida en todo caso. En certeras consideraciones, Alcubilla expresa que en determinado sentido poseen las cosas cuantos las tienen en su poder o bajo su mano, desde el forzador injusto que las toma violentamente hasta el dueño que las ocupa porque le pertenecen; pero en otfo distinto sentido, más elevado y filosófico, solamente la propiedad confiere derecho a la posesión, que encuentra amparo en la ley por ser el signo o la representación visible de aquélla. Todas las legislaciones consagran el más escrupuloso respeto a la posesión, no sólo a la que se ejercita en concepto de dueño, con razón derecha, con justo título, sino aun a la viciosa o de mala fe. A la primera, porque encargada la ley de defender la propiedad y siendo la posesión el síntoma que la descubre y caracteriza, tiene que considerar al que poseo*COlllO dueño, para no exponerla a perturbadoras investigaciones ; y protege la ley la posesión viciosa* por motivos de intención social y de orden. público» ya que éste no podría mantenerse facultando á todo ciudadano para reprimir por sí los actos de despojo, para castigar al que invadió la ajena propiedad por un acto brutal, o clandestina y cautelosamente. Mediante la presunción de dominio, que constituye el cardinal fundamento de la posesión, el poseedor es mantenido y amparado en el goce y disfrute de su derecho mientras éste no sea desvirtuado por un título más robusto y atendible, en tanto que el poseedor no sea legítimamente vencido en juicio. Ihering expresa que a primera vista la protección dispensada a la posesión tiene algo de extraño y contradictorio; porque en esta forma se proteje incluso a los ladrones, y exclama: "¿Cómo el Derecho que condena el bandidaje y el robo puede proteger sus frutos en las personas de sus autores? ¿No es eso aprobar y sostener con una mano lo que con la otra se rechaza y persigue?" Primeramente, contesta el notable autor germano, ha de existir alguna razón poderosa cuando a través de los siglos las leyes persisten en esta defensa de los poseedores, incluso de mala fe; pero, y más aún que. en otros casos, las divergencias se muestran numerosas y profundas. Al respecto, clasifica las distintas teorías en relativas y absolutas. Las primeras encuentran el fundamento de la protección posesoria en instituciones ajenas a la posesión, e.n tanto que las absolutas la defienden por sí misma.
    Al primer grupo corresponde la doctrina de Sa- vigny, que se funda en la prohibición y condena de la violencia contra el poseedor o, según Rudorff, contra el orden jurídico si se perturba la posesión. Se incluyen eñ esta posición también los que se apoyan en la prerrogativa de la probidad, en virtud de la cual, a falta de prueba en contrario, ha de suponerse que el poseedor puede tener un derecho a poseer y que tiene en realidad ese derecho; también porque, al defender la posesión, se defiende la propiedad probable, la que empieza o la que se complementa.
    En las doctrinas absolutas, Puchta y Bruns sostienen que la posesión es la voluntad en su encarnación real, en las cosas o bienes. Stahl afirma que la posesión sirve tanto como la propiedad al destino universal del patrimonio y a satisfacer las necesidades de la humanidad.
    Positiva y procesalmente, la defensa de la posesión se apoya eñ los interdictos de retener y de recobrar y en la acción publiciana (v.e.v.)/ Dentro del Derecho substantivo español: "La posesión se ejerce en las cosas o* en los derechos por la misma persona que los tiene y los disfruta* o por otra en su nombre" (art. 431). "La posesión en dos bienes y derechos puede tenerse en uno de los conceptos; o en el de dueño, o en el de tenedor de la cosa o derecho para conservarlos o disfrutarlos, perteneciendo el dominio a otra persona" (art. 432). "La posesión adquirida de buena fe no pierde este carácter sino en el caso y desde el momento en que existan actos que acrediten que el poseedor no ignora que posee la cosa indebidamente" (art. 435). "Se presume que la posesión se sigue disfrutando en el mismo concepto en que se adquirió, mientras no se pruebe lo contrario" (art. 436). "Sólo pueden ser objeto de posesión las cosas y derechos que sean susceptibles de apropiación" (art. 437).
    Aparte el supuesto de coposesión (v.e.v.), "la posesión, como hecho, no puede reconocerse en dos personalidades distintas, fuera de los casos de indivisión. Si surgiere contienda sobre el hecho de la posesión, será preferido el poseedor actual; si resultaren dos poseedores, el más antiguo; si las fechas de las posesiones fueran las mismas, el que presenta título; y si todas estas condiciones fuesen iguales, se constituirá en depósito o guarda judicial la cosa, mientras se decide sobre su posesión o propiedad por los trámites correspondientes" (art. 445)« En lo concerniente < a la adquisición de la posesión y a la pérdida de la posesión, v. las dos voces especiales.
    Por la causa, la posesión es inalterable por uno mismo, y ni siquiera por el transcurso del tiempo. El que ha comenzado a poseer por sí, y como propietario de la cosa, continúa poseyendo pomo tal, mientras no se pruebe que ha comenzado a poseer por otro. El que ha comenzado a poseer por otro, se presume que continúa poseyendo por el mismo título, mientras no se pruebe lo contrario. Tampoco se pueden cambiar por la propia voluntad^ ni por el transcurso del tiempo, las cualidades ni los vicios de la posesión; tal como ella comenzó, tal continúa siempre, mientras no se cree un nuevo título de adquisición (arts/ 2.353 y 2.354 del Cód. Civ. arg.) .
    Efectos de la posesión, entre otros ya indicados, son: 1« el de percepción de frutos; 2? el de poder reclamar los gastos de cultivo; 3« el abono de las mejoras necesarias e incluso útiles; 4o poder convertirse en propiedad, a través de la usucapión; 59 crear el llamado estado posesorio luego de un año de ininterrumpida relación de hecho con la cosa; 69 predominar en algún caso para adjudicar la propiedad; como en el art. 1.473 del Cód. Civ. esp., que preceptúa: "Si una misma cosa se hubiese vendido a diferentes compradores, la propiedad se transferirá a la persona que primero haya tomado posesión de ella con buena fe, si fuere mueble. Si fuere inmueble, la propiedad pertenecerá al adquirente que antes la haya inscrito en el Registro. Cuando no haya inscripción, pertenecerá la propiedad a quien de buena fe sea primero en la posesión; y faltando ésta, a quien presente título de fecha más antigua, siempre que haya buena fe".
    De las principales clases de posesión se trata en los artículos inmediatos. No obstante, debe indicarse que la división fundamental consiste en la de posesión de buena fe y posesión de mala fe. Complementariamente, v. también ACTO DE POSESIÓN, INFORMACIÓN POSESORIA, POSESIONES, PROPIEDAD, USUCAPIÓN, USURPACIÓN.
    Amparar en la posesión: mantener en la que se tiene, (v. ACCIÓN DE MANUTENCIÓN EN LA POSESIÓN.) Aprehender la posesión: lo mismo que tomar la posesión.
    Dar posesión: poner una cosa corporal en manos de otro o a su disposición, o dar alguna señal o cosa como prueba o símbolo de la entrega. Poner en ejercicio de una función o destino, presentando al designado o nombrado a sus jefes, colaboradores y subordinados, e informándole respecto de las funciones peculiares y de los asuntos pendientes.
    Recobrar o retener posesión: ser amparado judicialmente, por medio del interdicto correspondiente, cuando se sufre el despojo posesorio o la perturbación como poseedor.
    Tomar posesión: realizar algún acto que pruebe el ejercicio del derecho o disposición de la cosa que sé empieza a poseer. Empezar a ejercer un cargo. (72, 73, 75, 90, 195, 295, 365, 368, 369, 383, 392, 415, 527, 536, 900, 974, 975, 976, 977, 978, 979, 980, 983, 984, 985, 987, 988, 989, 990, 992, 993, 994, 995, 997, 998, 1.000, 1.004, 1.005, 1.006, >1-008, 1.009, 1.016, 1.018, 1.028, 1.065, 1.066, 1.067, 1.068, 1.050, 1071, 1.080, 1.084, 1321, 1.302, 1.550, 1.594, 1.601, 1.612, 1.625, 1.634, 1.765, 1.840, 1387, 1920, 2.073, 2.127, 2363, 2313, 2342, 2387, 2.503, 2.504, 2.612, 2.619, 2.678, 2.816, 2334, 2.855, 2.865, 2.883, 2.905, 2.945, 2955, 2957. 2996, 3027, 3.041, 3.070, 3.071, 3300, 3326. 3.348. 3392, 3.414, 3.421, 3.424, 3.486, 3.507, 3.568, 3.584, 3385, 3.587, 3.588, 3.589, 3.594, 3.597, 3.712, 3.716, 3.721, 3.739, 3.780, 3.833, 3.834, 3.835, 3.937, 4.064, 4.110, 4.114, 4.117, 4.145, 4.148, 4.206, 4.245, 4323, 4.364, 4.409, 4.446, 4.449, 4.450, 4.452, 4.454, 4.492, 4.493, 4321, 4.570, 5.143, 5372, 5386, 5.287, 5388, 5389, 5390, 5.291, 5392, 5394, 5.464, 5.559, 5.932, 6.098, 6.136, 6.139, 6388, 6.416, 6.422, 6.442, 6.452, 6.453, 6.505, 6.767.)

    Más Definiciones del Diccionario Derecho General


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra p >> Más Definiciones del Diccionario Derecho General >> posesion
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           



Cantidad de vistas: 934
[ Destacado del año]:   Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[ Destacado del mes ]:   Jurisprudencia en Fallos judiciales


[*] Responsabilidad civil de los motores de búsqueda de Internet
[*] Jurisprudencia en Fallos judiciales

Tendencias:


  1. desalojo
  2. usucapion
  3. correspectivo
  4. abigaíl
  5. desalojar
  6. desercion
  7. en que consiste la administracion de ...
  8. mancha ocular
  9. putativa
  10. pericial
  11. persona jurídica privada
  12. representatividad.
  13. comunalismo
  14. condemnatio
  15. empleador
  16. poena
  17. proceso judicial
  18. sistematizar
  19. definición de proceso judicial
  20. consensu

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...