Definición de ley  



    Genéricamente, modo de ser y obrar los seres. Propiedades y relaciones entre las cosas, según su naturaleza y coexistencia. Regla, norma, precepto de la autoridad pública, que manda, prohibe o permite algo. La expresión positiva del Derecho. Regla de conducta obligatoria dictada por el Poder legislativo, o por el ejecutivo cuando lo sustituye o se arroga sus atribuciones. Ampliamente, todo reglamento, ordenanza, estatuto, decreto, orden u otro mandamiento de una autoridad en ejercicio de sus atribuciones. El Derecho escrito, como contraposición a la costumbre. Cualquier norma jurídica obligatoria. El Derecho objetivo.
    Además, fidelidad, lealtad. Requisitos o condiciones para un acto. En el orden físico, sucesión invariable de los fenómenos con arreglo a la relación de causa a efecto. Religión. | | Calidad, peso o medida. Aleación de los metales, de las monedas. Conjunto de leyes o código; como la Ley de Enjuiciamiento Civil. En los textos antiguos, última de las subdivisiones de los cuerpos legales, luego de libro, título, capítulo y epígrafe, correspondiente a los actuales artículos; pero con numeración especial para cada una de tales partes.
    Tornando luego de este panorama general a la consideración de la ley en el más jurídico de sus aspectos, sobre lo cual se ha escrito casi tanto como se ha legislado..., resalta la idea de precepto dictado por la suprema autoridad, en que se manda o prohibe una cosa, en consonancia con la justicia y para el bien de los gobernados. Es una norma obligatoria de conducta dictada por quien está facultado para imponerla.
    Ya que parece constituir ley al tratar de ella, reproduciremos la archiconocida definición de $anto Tomás: "Ordinario rationis ad bonum commune.ab eo qui curam communitatis Eabet, solemniter promúlgala" (la ordenación de la razón al bien común, solemnemente promulgada, porque tiene el cuidado de la comunidad). En tal concepto, cuanto se aparta de una "expresión imperativa", al menos en el momento de promulgarla» "del poder público", no es real o no es esencial; ya que muchas leyes, y más en tiempos de persecuciones organizadas desde el poder, no pretenden el bien común, sino el mal ajeno o el provecho propio; no se inspiran en la razón, sino en el interés; las dicta quien tiene el cuidado del gobierno, no el de la comunidad, cuyos intereses o voluntad se consultan poco, y la promulgación no es muy solemne, salvo en los bandos en estado de guerra. El panorama legal se ha ensombrecido bastante desde el pensamiento colosal- del doctor santo hasta nuestros tiempos.
    La Part. I, tít. I, ley 4*, expresa: "Ley tanto quiere decir como leyenda en que yace enseñamiento y castigo escrito, que liga y apremia la vida del hombre que no haga mal, y muestra y enseña el bien que el hombre debe hacer y usar; y otrosí es dicha ley, porque todos los mandamientos de ella deben ser leales y derechos, y cumplidos según Dios y según justicia." Papiniano la definió como precepto común. Gayo, como lo que el pueblo manda y dispone. Para Bentham constituye un mandato y regla arbitraria de un superior. Los redactores del Código francés Civil expresaron que la ley, en todos los pueblos, es una declaración solemne del Poder legislativo sobre un asunto de régimen interior y de interés común. Sánchez Román daba la siguiente definición: "Regla justa, obligatoria, dictada por legítimo poder, de observancia y beneficio común"; ley ideal, probablemente inédita.
    Declaración de la regla de derecho por una persona, según Giner de los Ríos. Para Arhens, el acto de poner en acción el Derecho, o el reconocimiento social y la aplicación del Derecho a un conjunto de casos análogos. En Comte, principio de gobierno nacido de las condiciones especiales de cada pueblo. Al decir de Montesquieu, autor del Espíritu de las leyes, éstas constituyen las relaciones necesarias que se derivan de la naturaleza de las cosas, o la razón humana en cuanto gobierna a los pueblos de la tierra. Regla de nuestras acciones, prescrita por una autoridad a la cual consideramos con derecho de hacerlo, según Tracy, que probablemente olvidó agregar: o frente a la cual carecemos de poder para disentir o desobedecer. La Academia Española declara por ley: "precepto dictado por la suprema autoridad, en que se manda o prohibe una cosa en consonancia con la justicia y para el bien de los gobernados".
    En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (v.e.v.), la ley, con arreglo al pensamiento de la época, influido notablemente en este aspecto por Rousseau, se considera como "la expre- aión de la voluntad general" (art. 69).
    La palabra ley viene del verbo latino legere, en cnanto significa escoger, según unos; y en cuanto significa leer, según otros; porque la ley escoge, mandando unas cosas y prohibiendo otras para la utilidad publica, y se le leía al pueblo, para informarle.
    Para los teólogos, la ley es la voluntad de Dios intimada a las criaturas racionales, a los hombres.
    En la técnica del Derecho positivo, la ley, emanada del poder legislativo, se opone a los reglamentos, disposición también general y obligatoria, producto del Poder ejecutivo, que puede regular todo lo no legislado o la materia donde existe ley, pero para complementarla.
    Los requisitos esenciales que deben acompañar a toda ley son: a) que sea dictada por la autoridad competente; esto es, por quien está facultado p^ra imponer esa norma de conducta obligatoria; b) que sea declaratoria de un derecho. Toda ley, además, debe ser justa, general y obligatoria. Debe ser justa para que su cumplimiento no sea forzado, impuesto por la violencia y por la coacción; debe ser general, pues las leyes que contienen privilegios y excepciones provocan desconcierto, indignación y desasosiego; debe ser obligatoria, pues una ley que puede cumplirse, o no, carecería por completo de efi caria.
    Las misma divisiones que se hacen con el Dere cho objetivo pueden hacerse con la ley, la que comc norma no tiene carácter retroactivo; esto es, las leyes se dictan para prever situaciones futuras, pero no para imponer, a hechos ya producidos, efectos distintos que aquellos que fueron previsibles dentro del orden jurídico existente en el momento de producirse. Esta regla se aplica, principalmente, cuando las leyes tienen carácter penal.
    Como fuente de Derecho, la ley es la declaración que formula el Poder legislativo; poder que, como norma, es ejercido por el Congreso. Toda ley debo ser publicada, entrando a regir solamente cuando se presume que la misma ha sido conocida por todos aquellos a quienes afecta.
    Son normas de aplicación las siguientes: a) las leyes no pueden ser derogadas en todo o en parte, sino por otras leyes; el uso, la costumbre o práctica no pueden crear derechos; sino cuando las leyes se refieren a ellos (art 17 del Cód. Civ. arg.); b) los actos prohibidos por las leyes no tienen valor, rí la ley no designa otro efecto para el caso de contravención (art. 18); c) la renuncia general de - las leyes no produce efecto alguno; pero podrán renunciarse los derechos conferidos por ellas, con tal que sólo miren al interés individual y que no esté prohibida su renuncia (art. 19); d) la ignorancia de las leyes no sirve de excusa, si la excepción no está expresamente autorizada por la ley (arts. 20, y 29, este último del Cód. Civ. esp.); e) las convenciones particulares no pueden dejar sin efecto las leyes en cuya observancia estén interesados el orden público y las buenas costumbres; /) los jueces no pueden dejar de juzgar bajo pretexto de silencio, obscuridad o insuficiencia de las leyes; g) las leyes no se derogan sino con otras leyes.
    La jerarquía de las leyes sítele establecerse así: la Constitución, donde la hay, que en pleno siglo XX no es todavía en la totalidad de los pueblos; la ley propiamente dicha, la dictada por el Poder legislativo; el decreto-ley, autorizado por esa potestad y redactado por el ejecutivo o régimen legislativo de un poder de hecho; el reglamento, de facultad libre en el gobierno, con la firma del jefe del Estado, lo mismo que los decretos; finalmente, las órdenes, cir- lares, las instrucciones y otras normas que emanan de los ministros directamente, o con la garantía o autorización del jefe del Estado a veces. Los estatutos son leyes equívocas; ya pequeñas Constituciones, como los regionales de la Const. esp. de 1931, ya reglamentos o simples regulaciones profesionales.
    El Cód. Civ. esp. dedica su título preliminar a tratar "De las leyes, de sus efectos y de las reglas generales para su aplicación", con ámbito que desborda las relaciones de Derecho Privado de que luego trata, y que viene a constituir una especie de "ley de las leyes". Empieza por disponer que las leyes obligan a los veinte días de su promulgación, salvo disponerse otra cosa en las mismas. Se entiende hecha la promulgación el día en que termina su inserción en la Gaceta (art. 1?). La ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento (art. 2o). En principio no tienen efecto retroactivo (art. 3o). Los actos contrarios a las leyes son nulos generalmente. Los derechos por ellas concedidos son renunciables, de no perjudicar a tercero ni ir contra el interés y el orden público (art. 49). Las leyes sólo se derogan por otras ponedores (art. 59). A falta de ley aplicable a un caso, ha de acudirse a la costumbre y a los principios generales del Derecho (art, 69). Se establecen los cómputos calendarios a los efectos legales, tanto de los meses como de los días y de las noches (art. 79). "Las leyes penales, las de policía y las de seguridad obligan a todos los que habiten en territorio español" (art. 89). Los arts. 99 al | | tratan del estatuto personalreal y formal (v.e.v.). Los arts. 12 a 15 determinan el ámbito de la legislación común y del Derecho Foral (v.e.v.). Por último, el art. 16 da preferencia a las leyes especiales, de las cuales se proclama supletorio el mismo código.
    Entre otras locuciones características, citaremos:
    A la ley: con propiedad, esmeradamente.
    A ley de caballero o de cristiano: bajo palabra; garantía de ser verdad lo que se dice.
    A toda ley: con estricta sujeción a lo debido.
    Bajar la ley: disminuir la pane más valiosa de un metal en una aleación.
    Con todas las de la ley: sin omisión de ningún requisito.
    Dar la ley: servir de ejemplo o modelo. | | Obligar a que otro haga nuestra voluntad, quiera o no.
    De buena ley: íioble, de confianza; según es debido.
    Echar la ley: condenar con el rigor máximo.
    Hecha la ley, hecha la trampa: maliciosa sentencia que pretende encontrar siempre una excusa para no cumplir lo mandado, para eludir lo prohibido, para lograr la impunidad.
    Subir la ley: aumentar en una aleación la parte del metal de mayor precio.
    Venir contra ta ley: infringirla, violarla.
    El cuadro general de esta palabra se completa con las diversas especies de leyes incluidas en las palabras siguientes a ésta; muy especialmente también por la voz romana "Lex* y su» variedades, que ofrecen una perspectiva histórica detallada de las leyes del pueblo jurídico, de la Roma antigua; y asimismo por éstas: APLICACIÓN DE LAS LEYES, CÓDIGO, CONSTITUCIÓN, COSTUMBRE, DECRETO-LEY, DELITO, DERECHO, DISPENSA DE LEY, DEROGACIÓN, FORMACIÓN DE LAS LEYES, GENERALES DE LA LEY, IGNORANCIA DE LA LEY, ÍRRETROACTIVIDAD, LEGISLACION, LEGISLADOR, PALABRAS DE LA LEY, PODER LEGISLATIVO, PRESUNCIÓN DE LEY, PROMULGACIÓN, REGLAMENTO, RETRO ACTIVIDAD, SANCIÓN. (5, 6, 7, 8; 10, 36, 113, 142, 181, 187, 188, 220, 222, 223, 225, 227, 228, 229, 230, 233, 234, 235, 236, 238, 241, 242, 245, 248, 253, 256, 300, 539, 834, 876, 889, 924, 925, 951, 1223, 1.361, 1.424, 1.721, 1.725, 1.729, 1.730, 7.732, 1.827, 1.941, 1973, 2.009, 2.109, 2.113. 2.176, 2.179, 2.180, 2.185, 2.186, 2.187, 2.190, 2.192, 2.193, 2.194, 2.195, 2.197, 2.199, 2200, 2.202, 2203, 2297, 2.465, 2.469, 2.495, 2.603, 2.636, 2.637, 2,638, 2.648, 2.769, 3.018, 3.020, 3.032, 3.042, 3.046, 3.048, 3.085, 3.086, 3.089, 3.090, 3.091, 3.093, 3.099, 3.100, 3.102, 3.103, 3.104, 3.105, 3.106, 3.107, 3.108, 3.109, 3.110, 3.111, 3.112, 3.113, 3.114, 3.115, 3.116, 3.117, 3.118, 3.186, 3220, 3390, 3.407, 3.433, 3.452, 3.455, 3.463, 3.488, 3.505, &510, 3332, 3.533, 3.540, 3.618, 3.630, 3.840, 3.850, 3389, 3.890, 4.011, 4.035,f 4.081, 4.085, 4.169, 4.174, i.175, 42J7, 4224, 4229, 4242, 4.252, 4280, 4.462, 4.494, 4.656, 4.735, 4.753, 4.754, 4.767, 4.773, 4.774, 4.780, 4.851, 4.941, 4362, 4.963, 5.086, 5,087. 5397, 5.102, 5.103, 5.137, 5.140, 5217, 5223, 5.365, 5.419, 5.471, 5.473, 5.484, 5310, 5317, 5341, 5362, 5.609, 5.615, 5.642, 5.666, 5.732, 5.740, 5.778, 5.780, 5.846, 5338, 5.940, 5.964, 6.040, 6.042, 6.062, 6.101, 6,107, 6.110, 6.113, 6215, 6228, 6229, 6243, 6256, 6298, 6.309, 6321, 6330, 6332, 6333, 6334, 6335/6362, 6368. 6.386, 6.410, 6.412, 6.430, 6.440, 6.487, 6.525, 6.546, 6355, 6383, 6.657, 6.684, 6.685, 6.687.)

    Más Definiciones del Diccionario Derecho General


    Inicio >> Diccionario de derecho >> Palabras con la Letra l >> Más Definiciones del Diccionario Derecho General >> ley
¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)





¿ Te sirvió el artículo ? Compártelo!
           
     



Cantidad de vistas: 2140
[ Nuevo ]:   Responsabilidad de los motores de búsqueda de Internet


[ Nuevo ]:   Responsabilidad de los motores de búsqueda de Internet

Tendencias:


  1. certeza
  2. acto abdicatorio
  3. actio pro socio
  4. delación premiada
  5. diferencias entre párrsfo, parágraf...
  6. testamento del sordo
  7. 1034
  8. 1048
  9. acto confirmativo
  10. acto declarativo
  11. actio pro
  12. autocontrol
  13. ccyc
  14. codigo civil y comercial
  15. connationem
  16. manofactura
  17. rector
  18. rescripto
  19. sestero
  20. yobimbina

Diccionario online Español

Búsqueda por letra: A  -  B  -  C  -  D  -  E  -  F  -  G  -  H  -  I  -  J  -  K  -  L  -  M  -  N  -  O  -  P  -  Q  -  R  -  S  -  T  -  U  -  V  -  W  -  X  -  Y  -  Z

Búsqueda por Categoria:
  • Enciclopedia Escolar
  • Diccionario de Pedagogía
  • Diccionario de Educacion Especial
  • Diccionario de Gramática
  • Diccionario de Fonética
  • Diccionario de Tecnología
  • Diccionario de Computación
  • Diccionario de Linguística
  • Diccionario de Biografias
  • Buscar en el sitio:

    Síguenos en ...